GINEBRA, Suiza. 8 de octubre de 2019.-Un llamado urgente a eliminar los subsidios nocivos para la salud de las pesquerías en los océanos del mundo es el objetivo de un video presentado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) durante el Foro Público “Hacer avanzar el comercio: adaptarse a un mundo en evolución”, que congrega en Ginebra, Suiza, a autoridades, científicos y organizaciones no gubernamentales de 164 países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El corto, narrado por el reconocido naturalista británico David Attenborough y producido por el equipo de Our Planet en sociedad con la OMC, urge a cumplir el compromiso de llegar a un acuerdo antes de 2020 para eliminar los subsidios que contribuyan a la sobrepesca, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), de acuerdo con los Objetivos del Desarrollo Sostenible acordados en la Asamblea General de las Naciones Unidas. También se lanzó una versión de 60 segundos para concientizar al público en general, subtitulada en español, francés y portugués.

La presentación del video se llevó a cabo este martes 8 de octubre en la sede de la OMC en Ginebra. Luego se realizó la mesa panel “Conoce a los Productores” a la que asistieron Jon Clay, director y productor de la serie documental Our Planet, así como Leslie Delagran, asesora senior de WWF Estados Unidos, quien comentó: “La crisis de agotamiento que afecta a la pesca en todo el mundo es uno de los desafíos ambientales y sociales que definen nuestro tiempo. Los miembros de la OMC han estado hablando de prohibir los subsidios perjudiciales para la pesca durante casi 20 años. Es hora de que tomen medidas efectivas para ayudar a garantizar océanos saludables y medios de vida sostenibles en los próximos años. «

Los panelistas señalaron que después de dos décadas de negociaciones quedan menos de dos meses para que los miembros de la OMC lleguen a un acuerdo internacional para el ejercicio de los subsidios pesqueros, que son fondos gubernamentales destinados a aumentar la rentabilidad potencial de la pesca. Algunos son beneficiosos y promueven la conservación y gestión de los recursos naturales, mientras que otros contribuyen directa o indirectamente a la sobrecapacidad, la sobrepesca y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Actualmente se destinan 22 mil millones de dólares al año a los subsidios pesqueros perjudiciales.


En el evento estuvo presente Enrique Sanjurjo, Subdirector de Océanos de WWF México, quien indicó que “en este momento los gobiernos tienen una oportunidad única para terminar con los subsidios que sean nocivos. Estos no solo ponen en peligro la salud de los océanos, también la supervivencia de las comunidades costeras, ya que los pescadores de pequeña escala en los países en desarrollo no pueden competir contra las grandes flotas fuertemente subsidiadas”.

Sanjurjo precisó que “WWF no está en contra de los subsidios a la pesca. Lo que se busca es transparentar estos programas y aumentar su cumplimiento de acuerdo con la legislación de la OMC, en una oportunidad para redirigir los subsidios nocivos al ambiente hacia inversiones que combatan la pesca ilegal y la sobrepesca”.

El especialista recordó que cerca de mil millones de personas dependen de los océanos para obtener proteínas todos los días, labor que es cada día más complicada ya que aproximadamente uno de cada tres peces capturados en todo el mundo nunca llega al plato. Otro punto crítico es que alrededor del 60% de las poblaciones de peces evaluadas en el mundo están en su máximo nivel de explotación y el 30% ya están sobreexplotadas.

“No podemos perder más tiempo. Los océanos son una fuente de riqueza y alimento común. Debemos protegerlos para garantizar que sus beneficios sean obtenidos de manera inclusiva y a largo plazo por el bien de todas las personas y de nuestro planeta”, finalizó Sanjurjo.