GUADALAJARA, Jal., 9 de marzo de 2020.-Este 9 de marzo, en el Paro Nacional de mujeres, la ciudad de Guadalajara amaneció semivacía, con escasa presencia de mujeres en las calles, a las que “nos les quedó de otra” se les vio muy temprano esperando el transporte público o el transporte de personal, sobre todo de maquiladoras.

Sin embargo el tráfico matutino fue sorprendentemente más fluido, un poco por las que no salieron, otro poco porque de acuerdo con la Secretaría de Educación de Jalisco, cerca del 50 por ciento de las escuelas cerraron sus puertas.

Algunos, sobre todo colegios, sí laboraron “es temporada de exámenes” argumentaron profesoras y alumnos, pero tanto trabajadoras como maestras y algunas alumnas aprovecharon para salir, sí, pero vistiendo de morado, color que representa este movimiento.

Las construcciones de grandes edificios en la capital de Jalisco no pararon, ¿y quién les llevó el desayuno a los obreros?, pues las mujeres, no dejaron de acudir quienes llegan con el bote de tamales, la hielera con lonches, la canasta de tacos al vapor.

La mayoría de estas mujeres que decidieron no parar explicaron que viven al día, que una jornada sin trabajar las deja sin recursos para subsistir.

“Soy mamá soltera, si no vendo, pues mis hijos no comen, no queda de otra, hay que sacarlos adelante, no tengo un esposo que me respalde para poder parar”, explicó Lety, de casi 30 años, quien vende lonches en Mariano Otero frente a la construcción de un gran centro comercial.

En los servicios de emergencia como la Cruz Verde o del IMSS sí están trabajando las mujeres, saben que su labor salva vidas y están orgullosas de ello, pero en otros lados, como centros comerciales, negocios, bancos, oficinas, su ausencia representa un gran vacío, “sí se les extraña, se siente feo llegar y no saludar a la recepcionista, a la compañera de la oficina de al lado”, refirió Ramiro muy temprano.

Conforme avanzan las horas sí hay más mujeres, pero siguen siendo pocas en esta Guadalajara donde el domingo 35 mil no dejaron de gritar en las calles #NiunaMás.