CABO CORRIENTES, Jal., 10 de enero de 2019.- Por segunda ocasión en menos de una semana, una pipa cargada al 100 por ciento con gasolina, volcó en una curva, por lo que su contenido se derramó.


La noche de este jueves, personal de la Comandancia Regional Puerto Vallarta de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco (UEPCBJ) se trasladó a la carretera Federal 200 Sur a la altura de Boca de Tomatlán, dentro del municipio de Cabo Corrientes, ante el reporte de una pipa volcada.


Al llegar los oficiales encontraron un autotanque en con capacidad de 30 mil litros cargado con gasolina al máximo de su capacidad, pertenciente a la empresa Nisalo.


La corporación indicó que la gran mayoría de producto quedó sobre la cinta asfáltica y extendiéndose por ese perímetro, de tal manera que los bomberos utilizaron espuma y diques de contención, por lo que la carretera fue cerrada en ambos sentidos.


En tanto que el conductor fue trasladado en estado grave a un hospital de Puerto Vallarta, se presume que el peso pudo influir en que se provocara el incidente.


Apenas el domingo otra pipa volcó en el kilómetro 177 de la carretera federal 200 Sur, en la curva conocida como Las Monjas, en el municipio de Puerto Vallarta.