PUERTO VALLARTA, Jal., 21 de enero de 2021.- Con miras al festejo del Día del San Valentín, los comerciantes de Puerto Vallarta refuerzan sus medidas de bioseguridad para no verse obligados a volver a cerrar.

Ejemplo de ello es la delegación del Pitillal, la zona donde se concentra el mayor número de comercios de Puerto Vallarta, continúan con las medidas a sanitarias para no perder ventas.

Y es que los comerciantes de la ciudad se vieron afectados el año pasado por la pandemia del coronavirus que los obligó a cerrar por varios meses sus establecimientos, razón por la cual buscan evitar un nuevo cierre.

María del Carmen Santana Gómez, delegada del Pitillal, destaca que se han seguido las medidas establecidas por las autoridades estatales y federales con respecto a la contingencia sanitara.

Señaló que se solicita en los establecimientos comerciales el uso del cubrebocas y el gel desinfectante, además de la sana distancia.

Y es que a pesar de que se les permitió instalarse, prácticamente de última hora, los comerciantes lograron buenas ventas durante el cierre de 2020 e inicio de 2021, sobre todo en el llamado tianguis navideño.

“Reportan buenas ventas, no las que se registraban en años pasados, pero sí mejores a las esperadas”, agregó la delegada.

Es de señalar que a pesar de que no existen datos oficiales, las pérdidas que ha dejado la pandemia del coronavirus han sido considerables, pues la gran mayoría de los comerciantes permanecieron cerrados varios meses y es por ello que buscan cuidar todas las medidas para no tener que cerrar de nueva cuenta.