GUADALAJARA, Jal., 18 de diciembre de 2020.- El exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval no se sentía amenazado, ni tenía temor de sufrir alguna agresión, le gustaba caminar por las calles donde saludaba a las personas y convivir con su familia, aseguró quien fuera su vocero y amigo, Gonzalo Sánchez.

 “Cómo salía, caminaba en la calle, se metía a un restaurante, se metía a otro, se metía a un café, lo que sea, y siempre era bien recibido, con muestras de afecto, fotografías, personas que no estaban de acuerdo con él se lo hacían saber, y se establecía allí un diálogo, y él no era una persona de conflictos, no era una persona de enemigos.”

Quien fuera el director de Comunicación Social durante el gobierno de Aristóteles Sandoval dijo que estuvo con él hace pocos días y lo vio tranquilo y feliz, incluso destacó que aunque iba y venía a la Ciudad de México nunca dejó de tener su hogar en Guadalajara.

Dijo confiar en que nadie de la clase política del estado dará uso político a este hecho tan lamentable, porque aunque en el ring electoral puedan decirse muchas cosas, la mayoría se conocen desde hace años por lo que existe respeto y solidaridad.

Sobre las versiones de que pudiera estar involucrado el crimen organizado, Gonzalo Sánchez admitió que los hechos sí se registraron de manera muy extraña, pero de ser así no hubiera estado tan tranquilo por las calles desde hace meses.