GUADALAJARA, Jal., 18 de diciembre de 2020.- Como un duro golpe para Jalisco y como un desafío para el estado mexicano, calificó el gobernador, Enrique Alfaro, el asesinato del exmandatario, Aristóteles Sandoval, aseguró que independientemente de las diferencias políticas era su amigo.

 “Con Aristóteles Sandoval no sólo fui adversario político, no solamente nos tocó competir en la cancha electoral, también fui su amigo, porque siempre supimos diferenciar la naturaleza de nuestra actividad profesional con las cuestiones personales, por eso siempre le agradeceré que me haya permitido ser amigo también de su familia, y por eso, desde muy temprano hablé con su señora esposa y con su señor padre, para expresarle mis condolencias, para decirle que los acompañamos en su dolor, por supuesto, para refrendar el compromiso de ir hasta las últimas consecuencias en la investigación para dar con los responsables de este acto.”

En un acto que calificó como cobarde, Alfaro Ramírez dijo que este asesinato de duele de manera personal, y adelantó que en palacio de gobierno del estado le rendirán el homenaje que se merece quien estuvo a carga de Jalisco antes que él.

Agregó que ya estableció comunicación para coordinarse con las autoridades federales para las investigaciones y garantizar la seguridad en Puerto Vallarta.

En el video publicado en sus redes sociales dijo que es momento de que todos los jaliscienses estén unidos y que aunque son momentos difíciles no debemos dejarnos vencer por el miedo y la zozobra que tratan de generar los delincuentes.