GUADALAJARA, Jal., 25 de julio de 2021.- El técnico de la Selección Mexicana, Jaime Lozano, lamentó la derrota de este domingo frente a Japón por 2-1. Una victoria le habría garantizado al Tricolor el boleto a los Cuartos de Final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ahora, se jugará la vida el miércoles ante Sudáfrica y el entrenador destaca la importancia de depender de sí mismos en ese último encuentro del Grupo A.

“Ya teníamos mucho tiempo que no perdíamos. Había tocado enfrentar también a Japón dos veces, una en México y otra en Toulon. Ahí perdimos en penales justo con ellos, nos empataron al final, pero bueno sabemos que es imposible ganar siempre o no perder. Nos toca hoy, creo que nos tocó cometer errores que teníamos mucho tiempo que no cometíamos. Nos tocó también quitarle el balón a un equipo que es difícil quitárselo y nos costó también generarle opciones porque ellos se metieron muy bien atrás, defendieron bien los espacios, defendieron bien la espalda, defendieron bien los centros”, explicó.

“El equipo desde que terminó el partido y nos juntamos, yo lo veía con ganas de seguir luchando, seguir peleando. Eso (un bajón anímico) no me preocupa en lo más mínimo, el equipo saldrá muy fuerte para el último encuentro. Dependemos de nosotros, que es algo importante también. Vamos a ir a ganar y esperar un resultado para ver si nos alcanza para calificar en primer lugar. Pero anímicamente el equipo está fuerte y después la gente que le toque participar estoy seguro que lo hará igualmente bien”, añadió el Jimmy.

El técnico de México compartió sus impresiones del encuentro disputado en Saitama. “El partido sabíamos que iba a ser de esta manera, complicado, duro, con el local que juega bastante bien. Creo que tuvimos 10 minutos de inconsistencia y lo aprovechó muy bien Japón. Tuvo sus dos primeras acciones, una muy buena de jugada con el gol de Kubo y la otra lamentablemente inicia de una pérdida de nosotros en salida, muy simple, son riesgos que se toman y nos tocó equivocarnos esta vez. Equivocarnos doble, en la salida que a Charly se le va un poquito y después con César que quiere tapar el centro, pero hace la falta”, detalló.

“Después, el equipo creo que se estabilizó, buscó. Al final, con 10 hombres el equipo se seguía sintiendo con ese impulso, esas ganas de poder hacer algo más, de no quedarnos con el 2-0. Hubo una pequeña recompensa que es el gol, que ayuda. No veníamos por la derrota ni mucho menos, pero me quedo tranquilo. Sabemos qué hay cosas por mejorar, ni hace tres días éramos el mejor del mundo, ni ahora estamos por debajo del nivel que creemos que podemos alcanzar en este torneo”, concluyó Jaime Lozano.