CIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre de 2019.- Este miércoles, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el Ejercicio Fiscal 2020 (PEF), que prevé un monto de seis billones 107 mil 732 millones 400 mil pesos.

El monto total del Presupuesto, que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año, corresponde a los recursos que se prevé recaudar en 2020 según la Ley de Ingresos de la Federación aprobada.

En este PEF se establece que las prioridades del gasto se dirijan hacia programas sociales, a fin de brindar atención a las desigualdades económicas, sociales y regionales que existen en el país.

Asimismo, se privilegia el gasto en seguridad, bienestar social y sector energético para lograr la reactivación en rubros como la infraestructura de Petróleos Mexicanos.

En tanto, en el contexto internacional se plantea un entorno complejo, con desaceleración económica, precios de energéticos a la baja e intensificación de conflictos geopolíticos y tensiones comerciales, en el que se buscará reducir el impacto de los factores externos en la economía nacional.

De acuerdo al gobierno federal, el gasto para el 2020 busca potenciar también la inversión productiva sobre el gasto administrativo, manteniendo, aseguran, la austeridad, transparencia, eficacia y eficiencia en el ejercicio del gasto.

Destaca el otorgamiento de recursos para el rescate del sector energético, con el objetivo de revertir el deterioro de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con incrementos reales de 8.8 por ciento y 1.4 por ciento, respectivamente.

Adicionan 13 programas:

Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos; Crédito Ganadero a la Palabra; Fertilizantes; Producción para el Bienestar; Programa de Microcréditos para el Bienestar; Jóvenes Escribiendo el Futuro; Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez.

Así como, Jóvenes Construyendo el Futuro; Programa Nacional de Reconstrucción; Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente; Sembrando Vida; Programa de Infraestructura Indígena, y Programa de Apoyos a la Cultura.

También se considera en este presupuesto, los recursos necesarios para financiar las reformas constitucionales y legales aprobadas por el Congreso de la Unión, “sobre todo la obligatoriedad que tiene el Estado para impartir la educación superior de manera gratuita”.

Y se prevén los recursos necesarios para la creación del fondo previsto en la reforma constitucional en materia educativa, y para la implementación de la primera etapa de la reforma en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva.