GUADALAJARA, Jal., 20 de septiembre de 2019.- El Senado de la República manifestó su rechazo a la subasta de arte precolombino que incluyen 95 piezas arqueológicas de origen mexicano, realizada por la empresa Millon Drouot en París, Francia, el 18 de septiembre del año en curso. 

A través de un punto de acuerdo turnado directamente a la Comisión de Gobernación, la Cámara de Senadores exhortan a la Fiscalía General de la República (FGR) a informar el estado general que guarda la carpeta de investigación relativa a la subasta de piezas arqueológicas mexicanas referida, y en su caso, se solicita agilicen los procedimientos para sancionar a quien resulte responsable.

Al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se solicitó informar sobre los avances en la implementación del protocolo para la recuperación o defensa de piezas arqueológicas, así como a la Cancillería a continuar el diálogo diplomático con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), para hacer efectiva la aplicación de los acuerdos y tratados internacionales relativos al respeto a los bienes culturales de los países.

Las senadores del Partido Verde consideraron que es necesario impulsar diversas acciones ante la falta de sensibilidad histórica y cultural que representa la realización de la subasta con piezas arqueológicas de origen mexicano. 

El 18 de septiembre pasado, la casa de subastas Millon Drouot llevó a cabo en París la subasta de la colección denominada Arte Precolombino incluyendo la Colección Aurance y la sucesión Wagner, la cual se compone por 130 piezas arqueológicas, con precios que van desde los 100 hasta los 80 mil euros.

El catálogo de la subasta indica que los dueños de la colección, Manichak y Jean Aurance, iniciaron en 1963, adquiriendo las piezas en una tienda de esculturas del mundo, ubicada en la capital francesa.

Posteriormente, adquirieron más piezas, con el patrocinio de una galería y otros coleccionistas privados.

Ante esta situación, el Gobierno de México, por medio de las secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores (SRE), hizo un llamado para que la casa Millon suspendiera la subasta de las piezas de arte precolombino, de las cuales 95 pertenecen al patrimonio cultural de México, específicamente de lugares como Teotihuacán, Guerrero y Oaxaca, así como de diversos estados del sureste, en la región de la cultura olmeca y maya.

Se indicó que estas acciones fomentan las excavaciones ilícitas, el saqueo, el tráfico ilícito y las falsificaciones, además de privar a las piezas arqueológicas de su esencia cultural histórica y simbólica. 

Dentro del catálogo se identificaron cerca de 20 piezas que podrían ser de reciente manufactura, aunque se anuncian como piezas de valor arqueológico.

Autoridades del INAH indicaron que se tuvo noticia de la subasta el pasado 27 de agosto y al día siguiente interpuso una denuncia ante la Fiscalía. 

El artículo 27 de la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos establece que: “Son propiedad de la Nación, inalienables e imprescriptibles, los monumentos arqueológicos muebles e inmuebles”. 

Las autoridades del Instituto informaron que desde enero del presente año se trabaja en un protocolo que permita la recuperación o defensa de piezas.

En la actualidad, el INAH tiene bajo su resguardo un total de 192 zonas arqueológicas abiertas al público.

A fin de impulsar la difusión del patrimonio arqueológico a nivel nacional e internacional, promueve la visita de estos sitios que en el último año los de mayor afluencia de visitantes son: la Zona Arqueológica de Teotihuacán, con 1.7 millones; Chichén Itzá, con 1.2 millones; y Tulum, con 1.1 millones.