GUADALAJARA, Jal., 10 de enero de 2020.-Los esfuerzos de una madre por salvar la vida a sus pequeñitos de 1 y 2 años de edad que resultaron con quemaduras graves luego de que se incendió un colchón, fueron en vano y es que cuando los arribo a la clínica 180 del IMSS uno ya había fallecido y el segundo murió minutos después. Autoridades investigan si el incendio fue provocado ya que sólo se quemó el colchón donde estaban los menores.

La terrible tragedia que terminó con la vida de los hermanitos se registró la tarde de este viernes en una finca de la calle Privada La Ciénega, en San Sebastián, en Tlajomulco de Zúñiga hasta donde acudieron bomberos municipales para atender el reporte de un incendio en casa habitación.

A su llegada, los apagafuegos extinguieron las llamas del colchón, descubriendo que no había nadie en la casa por lo que se retiraron junto a paramédicos para continuar con su guardia.

En el lugar se supo por los vecinos que la mujer que habita la finca salió corriendo en compañía de sus dos pequeños sin que se supiera el destino que había tomado.

Minutos más tarde, personal de la Policía de Tlajomulco y de la Fiscalía del Estado recibieron el reporte de que una mujer de 25 años arribó a sus dos hijos con quemaduras graves a la Clínica 180 del IMSS, por desgracia uno llegó sin vida y el segundó fue declarado muerto después de 30 minutos de labores de reanimación.

Las autoridades municipales confirmaron que se trataba de los habitantes donde minutos antes se había registrado el incendio en un colchón.

Personal especialista en la materia forense ya realza las investigaciones para descubrir si el incendio fue provocado, ya que sólo fue el colchón lo que las llamas consumieron.