CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo de 2020. — El Gobierno federal insiste en que su inspiración de respaldo a la equidad de género es una convicción sin oportunismos.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador resaltó que México está colocado como el país número 16 con el mayor número de mujeres en cargos ministeriales.

Como lo anticipó desde el jueves pasado, con todas las mujeres que encabezan las Secretarías y direcciones de su Gabinete legal y ampliado, el Jefe del Ejecutivo conmemoró este domingo 8 de marzo Día de la Mujer, en Fresnillo, Zacatecas.

La delegada de programas para el desarrollo en Zacatecas, Verónica Díaz Robles, explicó que el equipo de servidores de la Nación en esa entidad, seis de cada 10 son mujeres, así como el 52 por ciento del padrón de beneficiarios.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Flora Gasman Zylbermann, destacó que se trata de conmemorar el 8 de marzo para no olvidar a un grupo de mujeres que protestó con una huelga para pasar por siglos a pelar por conseguir poco a poco, derechos como el del voto y espacios en la vida pública de las naciones, entre muchos otros.

“Desde el Gobierno de México estamos construyendo un lazo con las mujeres, porque tenemos un lazo común con ellas  y sabemos que la cuarta transformación estará lista una vez que las mujeres se sientan libres y seguras, y en este camino cada paso cuenta”, afirmó.

Durante su participación, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) Olga Sánchez Cordero, aseveró que existe una empatía desde la administración pública ante el problema de las violencias en contra de las mujeres que aún persisten, por lo que se atiende desde diversas trincheras.

“En el marco de un problema de crueles expresiones todavía de violencia contra las mujeres esto nos aqueja, es un reclamo y es un reclamo legítimo”, reconoció.

“Como mujer, como trabajadora, madre de mujeres, como abuela de mujeres, esposa y servidora pública siento un profundo dolor y quiero decirle a todas que no estamos solas, que contamos con toda la fuerza del Estado, del Gobierno del Presidente”, añadió Sánchez Cordero.

La secretaria descartó que la Federación sea omisa ante las problemáticas como los feminicidios y otras expresiones de violencia contra las mujeres.

“Las y los funcionarios públicos tenemos claro el programa, no lo desdeñamos, no volteamos la mirada hacia otro lado, estamos enfrentando este flagelo de la única forma en que debe hacerse con acciones orientadas a la prevención, a la sanción y a la erradicación a estas violencias que son intolerables”, apuntó.

Sánchez resaltó el significado de que por primera vez en la historia del País, haya un Gabinete equilibrado con fuerza femenina, y con una mujer encabezando la Segob: “El mensaje es claro y enérgico, el señor presidente de la República le ha confiado la política interior de este país”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su “lucha” siempre se ha distinguido por el acompañamiento de mujeres, y recordó su trayectoria.

“A lo largo de mi vida como dirigente he luchado codo a codo con mujeres… Cuando era jefe de Gobierno la mayoría de los integrantes del Gabinete eran mujeres, como dirigente partidista de la oposición siempre impulse la igualdad de género, le llaman ahora paridad de género, sin oportunismo”, mencionó.

Destacó que casi la mitad del total de legisladores tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores son mujeres, “situación que nos coloca en el quinto lugar mundial en este aspecto”.

“También en el Gobierno que represento, como nunca, hay mujeres en el Gabinete y en puestos de dirección, aquí ya presentaron a las secretarias, estábamos ocho a ocho pero hubo un cambio”, explicó sobre las cifras de siete secretarias y nueve hombres titulares, más los de Defensa Nacional y Marina.

Aprovechó para exaltar que con las funcionarias del Gabinete legal y ampliado, así como con las directoras de los programas sociales y para el bienestar: “Ocupamos el lugar 16 en el mundo de mujeres con cargo ministerial”.

“Todos en contra del racismo, el clasismo y el machismo. La violencia en contra las niñas y de las mujeres es incompatible, no es compatible con nuestros ideales, no lo queremos ni lo vamos a permitir en el Gobierno de la cuarta transformación estamos ocupado todos los días en combatir la violencia atacando sus causas y sus efectos”, aseguró.

Reiteró que su política para combatir la violencia e inseguridad, está encaminada a la atención a los problemas de desigualdad, pobreza y desintegración familiar.

“Creemos firmemente que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, por eso la estrategia para enfrentar la inseguridad y la violencia, no tienen como fundamento como era antes, el uso de la fuerza, sino la atención a los graves problemas de desigualdad, de pobreza, al grave problema de desintegración familiar”, comentó.

Insistió en su discurso que su política busca fortalecer los lazos familiares, los valores morales y  espirituales porque “la felicidad no es tener bienes materiales”.

Destacó que su administración está inspirada en un movimiento humanista por lo que se pide luchar a favor de todas las mujeres: indígenas, campesinas, obreras, que trabajan mucho en el hogar, las maestras, estudiantes, enfermeras, doctoras, servidoras públicas, oficinistas, soldadas, marinas, policías, profesionales, comerciantes, artesanas, psicólogas, empresarias, escritoras, intelectuales, periodistas, comunicólogas, trabajadoras domésticas y “de manera cariñosa con hijos y familiares de desaparecidos, todo nuestro cariño, todo nuestro amor, toda nuestra solidaridad”.

Con información de Quadratín México