CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero de 2021.- El racismo en México puede ser descarado o sutil, y el color de piel define los beneficios y los obstáculos que enfrentan los mexicanos, sostiene el periodista e investigador Hernán Gómez.

Autor del libro El Color del privilegio, el racismo cotidiano en México, el también conductor del noticiero Octágono indica que el racismo ha estado presente por décadas en una gran variedad de ámbitos en la sociedad mexicana.

“El gran problema del racismo en México, es que no se reconoce, y si no se le identifica jamás se podrá erradicar. “A diferencia de otros países donde el racismo fue más explícito y evidente, como Estados Unidos, en donde había leyes e instituciones racistas, ha sido más fácil reconocerlo.

Pero en México oficialmente nunca hubo racismo, porque todos éramos mestizos, lo cual es una falsedad, entonces nunca se aceptó que existiera este tipo de problema”, apunta en entrevista a propósito de su reciente libro editado por Planeta.

La intención de documentar las prácticas racistas de los mexicanos sostiene Hernán Gómez no solo es poner alcance del lector una serie de investigaciones sino concientizar sobre lo cotidiano que resultan actitudes, dichos y prácticas que son catalogadas como discriminatorias.

Según Hernán Gómez existen al menos diez formas de racismo en México que transitan de lo sutil, lo evidente o lo descarado. Se trata de conductas que se traducen en violencia o segregación y de ahí van sucediendo otras figuras más sutiles como la del racista pasivo.