GUADALAJARA, Jal., 16 de octubre de 2019.-Un caso indignante y que deja al descubierto la poca coordinación de las autoridades estatales en el tema de desaparecidos es el ocurrido en el Servicio Médico Forense de Lagos de Moreno, el cuerpo de una joven duró dos años en las instalaciones forenses mientras familiares estuvieron buscándola todo ese tiempo.

Fue a través de las redes sociales de la asociación Familias Unidas Por Nuestros Desaparecidos de Jalisco (Fundej) quienes señalaron lo ocurrido con el cadáver de Adriana N. pues mientras familiares la buscaban en todas las dependencias de gobierno, el cuerpo se encontraba en resguardo en el Semefo de Lagos de Moreno.

La desaparición de la joven fue reportada en el 2017, se le había visto por última vez en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga

La localización del cadáver de Adriana N. se dio luego de que representantes de Fundej acudieron hasta las instalaciones forenses para recabar datos de los cuerpos que se encuentran bajo resguardo.

Cabe detallar que el Servicio Médico forense de Lagos de Moreno no es la primera vez que da de qué hablar pues en días pasados un perro entró a las instalaciones y tragó parte de un cuerpo que estaba en la plancha previo a la práctica de la autopsia.