PARRAS DE LA FUENTE, Coah., 22 de mayo de 2020.- El acuerdo del Gobierno de México con el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) que deja de lado las inversiones en energías limpias y apuesta por el uso de combustibles fósiles es un retroceso y una contradicción con el acuerdo de la Alianza de Gobernadores por el Clima firmado el pasado 21 de febrero, coincidieron 7 mandatarios en reunión en Coahuila, allí, el jalisciense Enrique Alfaro indicó que en la entidad quedarían en el aire inversiones por más de mil millones de pesos.

 “Lo que está haciendo el gobierno federal contraviene esa alianza, contraviene los compromisos que México estableció a nivel internacional para que se puedan lograr las metas en materia ambiental, cumplir con las contribuciones nacionalmente determinadas que están por cierto contempladas en nuestra Ley General de Cambio Climático, es decir, esas metas están incluidas en nuestra legislación y en ese sentido consideramos que mantener vigente ese acuerdo es una manera de incumplir un compromiso internacional.”

El acuerdo federal impone nuevas condiciones restrictivas para autorizar la puesta en marcha de las nuevas instalaciones de generación de energía con fuentes intermitentes, específicamente fotovoltaica y eólica. Alfaro Ramírez insistió en que estas nuevas condiciones limitan geográficamente la instalación de nueva capacidad de generación intermitente e introducen costos adicionales que restan viabilidad financiera a las centrales que sí podrían instalarse.

Advirtió que dicho acuerdo arriesga las inversiones en proceso y las inversiones futuras en generación de energía limpia basada en fuentes renovables; lo que se traduce a una menor competitividad del estado.

“Consideramos que dicho acuerdo debe ser modificado para definir directrices orientadas a la solución del problema técnico y la expansión segura de la generación con energías limpias, en lugar de enfocarse a restringirlas”

Alfaro Ramírez pide al gobierno federal atender las inquietudes de los gobernadores con un espíritu de “cómo sí” dar viabilidad las energías limpias, en lugar de imponer restricciones y especificar “por qué no”.

Puntualizó que la migración del perfil de generación de electricidad a energías limpias es imprescindible para reducir y eventualmente eliminar a uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, la causa del cambio climático.