PUERTO VALLARTA, Jal., 24 de noviembre de 2020.- La Diócesis de Tepic, a la que pertenece parte de la sierra occidental y costa norte de Jalisco, dio a conocer la cancelación definitiva de las peregrinaciones a los santuarios de la Virgen de Guadalupe, entre ellos el de Puerto Vallarta.

Fue a través de un documento en el que Monseñor Luis Artemio Flores Calzada, obispo de la diócesis de Tepic, dio a conocer la cancelación debido a la pandemia, por ello exhortó y animo a la feligresía a honrar la Santísima Virgen en familia y en casa.

“Ante una imagen o altar de la Virgen, celebremos su novenario, rezando el santo rosario y cantando alabanzas y las mañanitas. Los días 11 y 12 de diciembre, también los animamos, de preferencia a permanecer en casa y seguir la Eucaristía por medio de las redes sociales y la Televisión”, destaca Monseñor.

Asimismo, subrayó que “no habrá peregrinaciones en ninguna parroquia, para evitar aglomeraciones y peligro de contagio del Covid-19, pidámosle a la Virgen que nos libre y proteja a nuestras familias, de esta pandemia”, añade.

No obstante, las parroquias y la Catedral podrán celebrar la Eucaristía siguiendo las normas indicadas y con el 30% de la capacidad de sus templos. Las parroquias que celebran la fiesta de la Virgen de Guadalupe procuraran transmitir la celebración Eucarística por las plataformas digitales y observando las normas sanitarias podrán permitir que puedan los fieles entrar por la puerta principal del templo y salir por las puertas laterales, a saludar a la Virgen, evitando permanecer en el Templo y no haya aglomeraciones.

En lo que respecta particularmente a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe y San José en Puerto Vallarta, se tendrán los mismos protocolos que indican las autoridades y nuestro obispo diocesano, por lo que solicita evitar aglomeraciones y estar atentos a las indicaciones del Párroco.

El Obispo Flores Calzada llama a pedir a Nuestra Madre Santísima que hagamos de nuestra patria esa casita sagrada, donde todos los mexicanos nos sintamos hermanos, que desaparezca la violencia, las divisiones, las confrontaciones y todos juntos construyamos un México donde todos tengan una vida digna, acceso a un trabajo, a la salud, a la educación, y Reine Cristo podador de paz, de amor. de unidad, de paz y de ju nuestros corazones y en nuestra patria.