GUADALAJARA, Jal., 21 de julio de 2019.-Con el objetivo de mantener el orden y vigilar que los negocios operen en el marco de la ley, esta madrugada se realizó un operativo encabezado por personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia de Guadalajara y la Comisaría tapatía, con apoyo de otras dependencias municipales.

Se inspeccionaron establecimientos ubicados en la zona de Álvaro Obregón, sobre las calles Rita Pérez de Moreno hasta Basilio Badillo, en la colonia La Penal.

En esta revisión a giros comerciales estuvieron presentes el Director de Inspección y Vigilancia, Víctor Tenorio; el Comisario tapatío, General en retiro Luis Arias González, y el Comisario Jefe, J. Jesús De Anda Zambrano.

Se dispuso de un estado de fuerza de 38 oficiales y  cuatro binomios caninos de la Comisaría, mientras que la Dirección de Inspección y Vigilancia participó con un encargado de grupo, 10 inspectores y 5 coordinadores.

Producto de este operativo, se realizó la clausura parcial de cuatro hoteles en los que se detectaron diversas irregularidades como la falta de señalización de salidas de emergencia y la falta de licencia de giro comercial.

Continúan operativos Antirruido en la Ciudad. 

Asimismo, como parte del operativo permanente “antirruido”, que sanciona a establecimientos que exceden los decibeles permitidos, se verificaron 17 negocios en la zona de La Penal, Country Club, Providencia, Oblatos, Jardines Alcalde, Arcos Vallarta y la zona Centro.

Tras estas revisiones, se realizaron tres clausuras por falta de licencia de giro al momento de la inspección y se levantaron 3 actas por rebasar el número de decibeles permitidos.

Cabe señalar que el compromiso de la administración tapatía, encabezada por el Presidente municipal, Ismael Del Toro Castro, es mantener una agenda de orden que privilegie el estado de derecho y generar medidas preventivas para evitar la comisión de delitos.

En este orden de ideas, la Comisaría de la Policía de Guadalajara, promueve la coordinación y la comunicación con dueños y administradores de giros comerciales para inhibir actos ilícitos y brindar mayores condiciones de seguridad a sus clientes.