GUADALAJARA, Jal., 30 de marzo de 2021.- En sesión de Cabildo de Guadalajara aprobaron desincorporar 14 pipas y tres motobombas del patrimonio municipal, sin embargo, algunos regidores, como Eduardo Almaguer cuestionaron si pese a ello está garantizado que en pleno estiaje se seguirá llevando agua potable a las colonias tapatías que presentan desabasto en el servicio.

“Preocupación de que en este dictamen se esté dando de baja 14 pipas y tres motobombas sobre todo por el grave problema por el que están pasando cientos de familias en esta época de calor, además por la falta de agua, estoy enterado, a medias, que el ayuntamiento de Guadalajara, el gobierno municipal estaría echando a andar 20 vehículos pipas con estas características que permita apoyar en dotar de agua potable a las tapatías y a los tapatíos”.

Sobre este tema, la presidenta municipal interina, Bárbara Trigueros Becerra explicó que esta propuesta radica en que estos vehículos que ya son inutilizables representan gastos para el ayuntamiento, y el repararlos representaría un costo de 24 millones de pesos.

“El día de hoy tenemos ya funcionando ocho pipas rentadas, cuatro pipas propias y sabemos lo complicado que resulta, y tenemos 25 de Siapa funcionando además de en proceso de adquisición porque es un problema recurrente en la temporada de estiaje”.

Por su parte, y en otro tema el regidor Miguel Zárate Hernández solicitó al ayuntamiento que destrabe iniciativas que tienen que ver con la coordinación metropolitana como es el manejo de los residuos o la atención a personas en situación de calle.