CIUDAD DE MÉXICO., 11 de febrero de 2021.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los migrantes corren más peligro si se internan en México y llegan a estados fronterizos del norte en vez de ser retenidos en albergues en la zona sur del país. 

Consideró que se introducen y se dispersan en México no existen posibilidades de brindar protección si caen en manos de la delincuencia organizada, ademas, advirtió que Tamaulipas se considera la zona de mayor violencia para los migrantes debido a los enfrentamientos entre bandas criminales y choques entre delincuentes con policías y militares.  

“En esa faja fronteriza, está constantemente el Ejército vigilando, y aunque se ha avanzado, es muy conflictiva esa frontera…toda esa zona está muy violentada incluso se habla de que es como un territorio en disputa entre dos bandas. Incluso en esa región, ademas de armamento de alto calibre, las bandas utilizan uniformes militares y hay mucha agresividad”, recalcó.  

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador exhortó a loa jóvenes que integran esos grupos criminales a que desistan de esa actividades fuera de la ley y en particular eviten atentar contra los migrantes.  

Consideró que una alternativa para que depongan conductas criminales es que inscriban a programas federales como Jóvenes construyendo el futuro, López Obrador pidió a loa migrantes no caer en los engaños de los traficantes que presumen que las políticas migratorias de Estados Unidos se han flexibilizado  a raíz de la llegada de Joe Biden a la presidencia de la union americana.  

“Tengo la obligación de decirles que aunque son muy buenas las intenciones en materia migratoria, lo cual celebro, pero el mismo Presidente Biden me ha informado de que les va a llevar un tiempo definir su política migratoria y ordenarla. Esto no significa que todos pueden ir ya a Estados Unidos y van a ser regularizados”, advirtió.  

El Presidente refirió que una prueba de que aún no ha sido modifica la política migratoria de Estados Unidos se puede observar en que no han bajado el número de deportaciones aún con la llegada de Joe Biden.