GUADALAJARA, Jal., 5 de abril de 2021.- Los buenos funcionarios, son aquellos que gobiernan desde la calle, que se solidarizan, escuchan y buscan soluciones ante las problemáticas que la sociedad demanda, y para Juan Carlos Villarreal Salazar, candidato a Tonalá por el partido Hagamos y exdiputado Federal por el distrito 7, ayudar a los tonaltecas es el sinónimo perfecto de la felicidad. Villarreal se considera como un hombre social, una persona que se preocupa por los demás.

Que durante su vida al servicio público, lo único que espera, es solucionar aquellos problemas que están a su alcance.

Este próximo proceso electoral contenderá con el partido Hagamos, por la presidencia municipal de la cuna alfarera, lugar que lo vio crecer, orgulloso de su tierra pero consiente de debe mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

¿Por qué gobernar Tonalá?

“Yo he tenido antecedentes ya de trabajo y de familia en el municipio de Tonalá y la familia de mi madre es originaria de ahí de Santa Paula. Yo crecí ahí en el municipio cuando iba a visitar a mis primos, a mi abuelita, a mis tías, ahí a Tonalá, y bueno vi desde ese momento cuáles eran las carencias que tenía el municipio. Y luego ya profesionalmente regresé, ya que crecí regresé a ser residente de ahí del municipio de Tonalá, pero también a trabajar de manera profesional, y bueno, hemos visto todas las carencias y las necesidades que tienen las personas. Yo inicié a trabajar por medio de una Asociación Civil cuando detectamos que había que hacer mucho por los habitantes del municipio, y bueno de ahí sale mi interés de trabajar por las y los tonaltecas”.

¿Cuáles son las dificultades en este municipio?

“Ha sido complicado salir del atraso que ha tenido. Creo que ha habido dificultad en los gobiernos que han pasado por el municipio. Que no se han cumplido con las expectativas de los ciudadanos, la verdad es que Tonalá es un municipio muy rico, una sociedad que tiene mucha cultura, mucha tradición, el tema de las artesanos, el talento que tienen las tonaltecas y los tonaltecas, la verdad es que no se refleja en el crecimiento, ahora sí en insertarse en el desarrollo que tiene el resto de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Hoy sus principales problemas son la seguridad por ejemplo, el tema de sus espacios públicos que están olvidados, el temas de sus calles que están destrozadas gran partes de ellas y el tema del alumbrado público, son temas que se acumulan. Hoy en este momento un problema adicional es el tema económico porque el tema de la artesanía ha bajado su nivel su perfil de proyección para el municipio, y entonces la gente ha tenido que dedicarse al comercio y a veces el comercio en tiempos de pandemia es difícil salir adelante porque no hay otras fuentes de empleo, no hay industria, no hay oportunidades para que los jóvenes, las mujeres, los hombres se dediquen a otra actividad, y entonces hoy, particularmente la economía es como que después de la seguridad y los servicios públicos son temas trascendentes que le falta impulso que le falta trabajar al municipio”.

«Yo he recorrido el municipio, no solamente como funcionario público estatal, después como presidente de una Asociación Civil que se llama Ciudad Viva y después como diputado federal».

Juan Carlos Villarreal

Al conocer este municipio, ¿qué necesidades ve en él?

“Yo he convivido muy de cerca con los habitantes del municipio inclusive pues desde que era niño los conozco, después regresé a trabar como director de Desarrollo Social del Gobierno Estatal. Me tocó apoyar a mucha gente que ocupaba el apoyo piso firme, yo traía un programa de piso firme a nivel estatal para apoyar a la gente y ahí conocí muchas historias desgarradoras porque era gente que tenía alguna enfermedad colateral, es decir, que padecían del riñón ocupaban hemodiálisis y a veces los pisos de tierra les afectaban más o les hacía que tuvieran crisis en su salud y pues era un poco reconfortante ponerles un piso digno, pero también muy triste saber que a veces dejaban de tener el piso de cemento, pero tenían otras carencias, como los techos, como los baños. Yo he recorrido el municipio, no solamente como funcionario público estatal, después como presidente de una Asociación Civil que se llama Ciudad Viva y después como diputado federal. Todo el tiempo he estado en la calle, ahí me he dado cuenta de todas las carencias, pero sobre todo de la decepción que tienen los ciudadanos de los gobiernos que han tenido y de la necesidad de tener un gobierno mejor, es por eso que decidí participar como diputado federal, es por eso que también he decidido participar en un tema municipal para encabezar los esfuerzos del municipio”.  

¿Qué lo impulsó a contender en el próximo proceso electoral?

“El saber que todavía persisten las carencias que tiene el municipio. El que la gente me diga en la calle que pagan sus impuestos, que pagan su predial, que pagan su agua, sin embargo a veces no tienen ni siquiera el servicio de agua potable o no tienen las calles o no pasa la basura, es decir, la gente si los apuramos en ir a pagar nuestro predial o nos cobran o requieren las multas, todos los costos, todos los impuestos, en el municipio sin embargo estos no se ven reflejados en beneficio para sus colonias. El saber que persiste esas carencias es lo que nos motiva”.

¿Cuál fue el recibimiento del partido Hagamos en Tonalá?

“A mí me da la oportunidad el partido Hagamos de hacer algo que yo visualicé en el 2017 cuando yo venía de no militar en ningún partido político y que me hace el poder sentarme con quien yo quiera, el poder acordar para construir este proyecto con ciudadanos y ciudadanas que pertenecen a algún partido, que son gente positiva, o que no pertenecen a ningún partido, es decir tengo la libertad, pero además sin ataduras al pasado. Hagamos es un partido que en mucho me representa la intención que tuve alguna vez de ser candidato independiente, es decir, participar sin tener ataduras de ningún partido político que ha existido en Tonalá, de los que la gente identifica como que ya le han quedado mal al municipio. Sino más bien me permite empezar de cero, construyendo con ciudadanos que son de bien que tienen reconocimiento ante la ciudad tonalteca, que tienen credibilidad y que son gente de trabajo”.

¿Qué se necesita impulsar para que los tonaltecas tengan vialidades dignas?

“Es un reto grandísimo que tenemos, en el tema de las vialidades y el transporte público es un reto que tenemos que trabajar. Tenemos que trabajarlo desde el primer día, si la gente nos da su confianza. Nosotros podremos proponer algún tema de la reestructuración del servicio actual porque independientemente de que el transporte masivo no ha llegado es una asignatura pendiente para el municipio, también es cierto que las rutas que existen tampoco dan la cobertura que deberían de tener. Los ciudadanos cuando voy a la colonia me dicen por aquí no tenemos una ruta que llegue aquí o a dos cuadras, tenemos que caminar 5 cuadras y a veces ahí están obscuras las calles y nos asaltan, un montón de problemas o en tiempo de lluvias están inundadas las calles y no podemos transitase hacia donde están las paradas de los autobuses. Primero tenemos que pensar en una reestructuración al interior del municipio, lo cual el ejercer la potestad que nos da el artículo 115 de la Constitución, es decir, de administrar nuestras calles es negociar con el Gobierno del Estado quien al final de cuentas es el encargado del transporte público, quien es quien toma las decisiones”.

«Tenemos que acercarle el transporte público masivo a la cabecera municipal de todas las colonias»

Juan Carlos Villarreal

Es poco el transporte que hay en el municipio, ¿de qué manera planea impulsarlo?

“Hacer una reorganización del transporte público para mínimo, empezar por tener cobertura dentro del municipio, que todas las colonias tengan una buena cobertura y segundo el seguir impulsando, a través del Gobierno del Estado y el Gobierno Federal a que volteen a ver a Tonalá para que haya un transporte masivo. Nos dijeron que había la posibilidad de que la línea del Peribús, va a llegar solamente va llegar solamente a Belisario y Periférico y que de ahí habría una línea de autobuses eléctricos que podrían llegar hasta San Gaspar donde se juntan los dos periféricos. Ese tipo de proyectos primero a investigar si sí están vigentes y segundo hacerlos que lleguen, tenemos que acercarle el transporte público masivo a la cabecera municipal de todas las colonias”.

Respecto a los artesanos, ¿cómo ayudarlos a ser una economía importante para el municipio, pero también para el Estado?

“Tonalá no tiene un centro de exposición para sus artesanos. No hay dónde ellos puedan exponer sus artesanías y luego no pueden exponerlas, pero muchos de ellos ni siquiera están normalizados, no tienen la emisión de facturas, ni tienen posibilidades de exportar sus productos porque no tienen la asesoría debida, es decir, quienes le compran a ellos se los compran a precios para ir a venderlo a otro lado a precio ya de último consumidor y entonces eso hace que nuestros artesanos sean pobres. Producen, pero se les paga a bajo precio, entonces los artesanos son símbolo de pobreza. Su tecnología está rebasada y a veces lo que provoca es que a veces se vayan a las orillas de la ciudad y eso crea cinturones de pobreza dentro del mismo municipio, porque al no tener tecnología que sea sustentable, la Zona Metropolitana ya no los quiere porque contaminan, y entonces ya dejan de estar dentro de la zona metropolitana y están emigrando a las orillas”.

Ser un ejemplo de servicio para sus tres hijos y dejar un gran legado en Tonalá son las aspiraciones personales y profesionales que Juan Carlos busca lograr en caso de convertirse en el primer edil del municipio.