MÉRIDA, Yuc., 15 de septiembre de 2020 .- El uso ilícito de la fuerza policíaca contra los informadores que reportan durante las manifestaciones se ha incrementado de manera alarmante, revela un informe de la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que monitorea las agresiones a los periodistas.

Durante el último lustro se han multiplicado en el mundo las agresiones de las fuerzas policíacas y de seguridad contra los periodistas que cubren las manifestaciones de protesta, afirmó este lunes la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El informe Seguridad de los periodistas que cubren protestas, divulgado hoy, destaca que sólo en la primera mitad de 2020 las fuerzas públicas violaron la libertad de prensa en 21 ocasiones, atacando e incluso deteniendo o asesinando a periodistas que reportaban sobre movilizaciones en distintos países. Cientos de periodistas fueron acosados, golpeados, intimidados, arrestados, vigilados  y  secuestrados  en  todo  el  mundo,  además  de  haber  sufrido  la destrucción de sus equipos, mientras intentaban cubrir protestas. 

Otros fueron incomunicados, humillados, asfixiados y recibieron disparos, tanto de munición no letal como de munición viva. Desde 2015, al menos 10 periodistas fueron asesinados  mientras  cubrían  protestas,  según  la  Unesco,  cuya  Directora  General ha denunciado sus asesinatos. Si bien, el informe destaca que en  los  últimos  años  se  ha  desatado  una  ola  de  protestas  alrededor  del  mundo.

La  manera  de  llamar  a  estos  eventos  masivos  despierta  cierta  controversia, como  puede  apreciarse  cuando  se  escuchan  expresiones  como  “disturbios”, “agitación social”, “desobediencia civil” y otros, muchas veces atribuidas a estos acontecimientos. Junto con estas protestas se ha dado una escalada notable de ataques contra la prensa.

La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, recordó que la libertad de informar a los ciudadanos sobre las causas sobre las causas de los disturbios y la respuesta de las autoridades estatales son de vital importancia para que las democracias prosperen.

“La tarea de los periodistas es esencial para informar y dar a conocer al público los movimientos de protesta”.

De acuerdo la gráfica señalada por el informe, los principales motivos por los que inician las protestas fueron incentivadas por condiciones económicas tales  como,  en  algunos  casos,  la creciente  desigualdad  y  la  reducción  de salarios y beneficios, además del acceso a los servicios.

Continúa leyendo… Quadratín Yucatán