GUADALAJARA, Jal., 23 de julio de 2021. Sin duda que el director Shyamalan siempre en todas sus películas induce a la ansiedad y horror; ahora está de regreso en la cartelera nacional con la película Viejos.

Old, basada en una novela gráfica, Sandcastle de Pierre Oscar Lévy y Frederik Peeters, mantiene al espectador al borde de su asiento hasta el final, cuando se revela el giro característico.

Dentro de la trama se revelará pista tras pista, pero será imposible averiguarlo mientras se está mirando la pantalla, lo que provoca una inmensa ansiedad mientras los personajes intentan descifrar el misterio antes de que acabe el tiempo, llevando un concepto fascinante, lleno de suspenso y miedo.

En breve plática con Shyamalan, habló sobre la creación de la cinta: “En realidad tuve mucho tiempo para pensar realmente cómo quería filmar y dibujar todo muy, muy meticulosamente. Esto sucedió en Sixth Sense también donde pensé que iba a disparar a la vez y luego me patearon debido al horario de Bruce Willis, y pasé más tiempo en las tomas. Esto exactamente sucedió debido a la pandemia, nos topamos desde mayo hasta el otoño, así que seguí pensando y trabajando en las tomas. Mike el director de fotografía, y yo estábamos en Zoom constantemente, y siempre hubo un principio”, señaló.

Dentro de la trama, se conocerá a un grupo de personas que están atrapadas en una playa aislada en un país tropical, y su envejecimiento se acelera inexplicablemente a un año cada media hora. “Es una versión del miedo a morir. Así que si hago una película sobre fantasmas, sigo hablando del miedo a morir”, destacó Shyamalan.

Protagonizada por Gael García Bernal como esposo y padre Guy, Vicky Krieps como su esposa Prisca y múltiples actores como sus dos hijos, el elenco de contribuye en gran medida a contar la historia de una manera convincente, alternando entre terror y terror.

Todos tienen historias de fondo y muchos secretos, y a medida que el tiempo avanza a un ritmo rápido, las grietas comienzan a formarse en sus historias cuidadosamente elaboradas. “Aquí manejo como es ese miedo de realmente de mirar a mis hijos y que están envejeciendo y a mis padres, los que ya son tan frágiles. Y ahora me preocupo por ellos todos los días, es como, Dios, no puedo detenerlo. Pero también soy tan adicto a sacar a la gente de su zona de confort, Tal vez me estoy obsesionando con eso y cualquier elección que te empuje a no sentirte cómodo, entonces digo, -Eso se siente bien, eso se siente bien-”, finalizó.

Cabe destacar que muchas películas de Shyamalan tienen momentos más ligeros y diálogos optimistas, pero en Viejos, maneja un contundente instrumento de terror.

Aquí el único momento que puede relajarte es al final, una vez que todo se ha revelado, pero aun en los créditos, la ansiedad persiste.