CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo de 2019.-  Este sábado 30 de marzo, en un acto para crear conciencia sobre los peligros del cambio climático, cientos de países se unieron a la iniciativa de la Hora del Planeta, en la que se apagan las luces de numerosos inmuebles a nivel nacional.

Es así como edificios emblemáticos, entre públicos y privados, además de ciudadanos, apagaron durante una hora sus luces, como parte de la edición número 13 de este proyecto promovido por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La hora del planeta se realizó en cerca de 200 países de las 20:30 a 21:30 horas locales de cada nación participante, y México se sumó a esta iniciativa.

En la Ciudad de México, edificios históricos como el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, Palacio Nacional o la Torre Latinoamericana se quedaron a oscuras por un lapso de una hora.

La conmemoración de la hora del planeta se realiza en la capital del país desde hace 10 años y en el gobierno está coordinado por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema).

En total se apagaron 59 edificios gubernamentales, al igual que empresas de las 16 alcaldías. Otros recintos artísticos y culturales que se sumaron fueron el Palacio de Bellas Artes, la Glorieta de la Palma y la Fuente de la Diana Cazadora.

La inactiva surgida en marzo de 2007 en Sidney, Australia, ya es toda una celebración a favor del medio ambiente y cientos de ciudades se han sumado al proyecto.

En la ceremonia del apagado simbólico del Monumento a la Revolución, participó el pequeño Oliver, de 11 años e integrante de My World México Kids, proyecto de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En Jalisco los principales monumentos también se pagaron: como La Miverva, el Arco del Triunfo, el Puente Matute Remus, Los Arcos en Zapopan, Palacio de Gobierno, entre otros, uniéndose así a la causa un año más.