GUADALAJARA, Jal., 25 de marzo de 2020.- Sin el protocolo adecuado en el manejo de pacientes con síntomas del Covid 19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en su clínica 171 en La Calma a un costado de la unidad administrativa Las Águilas, rechaza realizar las pruebas a pacientes que cumplen con síntomas y a pesar de ser enviados por la línea Covid 19.

Así lo asegura a Quadratín Jalisco, una paciente que después de insistir tres veces en la llamada línea, fue enviada a esa clínica del IMSS a que le practicaran la prueba, pero después de una larga espera, sólo le recetaron inyecciones y la mandaron a su casa.

“El IMSS aún no tiene idea, no están capacitados, si tus síntomas son leves, no te harán la prueba y supongo que en general los centros de salud están más o menos igual”.

Ella reúne tres características que a decir de los especialistas de salud, la hacen susceptible al Covid 19: padece fibromialgia, tiene la mayoría de los síntomas y estuvo del 10 al 13 de marzo en una convención en un hotel de Puerto Vallarta donde había personas del extranjero, sobre todo de Estados Unidos.

Tos seca, dolor de garganta, cansancio, sueño, dolor de cuerpo y de cabeza, han sido sus síntomas desde el pasado sábado, los cuales asegura son distintos a los de su fibromialgia.

Los empezó a presentar después de su viaje a Puerto Vallarta, un lugar donde asegura en el aeropuerto no había filtros ni a su salida de Guadalajara ni a su arribo a Puerto Vallarta.

Después de los síntomas, el sábado llamó por primera vez a la línea Covid 19, le preguntaron sus síntomas y si había estado con un paciente con Covid y a dónde había viajado.

Fue hasta la tercera llamada, ya que ella insistió porque se seguía sintiendo mal, que la Línea Covid 19 la mandó a realizarse la prueba pero a su clínica del IMSS, donde le darían instrucciones.

Al llegar a la clínica 171 del IMSS, les comentó que la habían mandado de la línea Covid 19, por lo que la enviaron a su consultorio, sin embargo como no estaban la derivaron al siguiente consultorio, donde al llegar, la recepcionista sin seguir protocolo alguno, la envío a la fila de personas a esperar.

“Le dije a qué iba y me dijo allá afuera espere con todos, le dije ¿cómo si puedo estar contagiada? Si, si váyase allá, qué no trae cubrebocas?”, esa fue la respuesta de la recepcionista.La paciente indignada por el trato, salió y volvió a hablar a la línea Covid 19, donde “me dijeron que los de epidemiología debieron haber ido a mi domicilio”.

“Me dijo que no estuviera cerca de la gente y que le explicara a la persona de la puerta a qué iba, por lo que volví y estaba un doctor que tampoco tenía idea, fue y vino hasta que me llevo a urgencias por la puerta trasera del IMSS”. 

Ahí la encerraron cerca de 40 minutos en un pequeño cuarto sin explicarle nada, ni quién acudiría ni para qué, sólo le dijeron que ahí esperara.

Después llegó un médico que “me volvió a preguntar síntomas y antecedentes, me tomó la temperatura, me revisó garganta y me colocó una especie de aparato que se pone en el dedo”.¿Pero la prueba te la aplicaron? Respondió que no, porque hasta donde se tiene conocimiento, la prueba tarda hasta 24 horas en dar una respuesta “sólo me puso eso en el dedo que marcó 96 y me dijo que si marcaba menos de 80 es que si pudiera tener el virus”. “No me la hizo porque que eso del dedo no es”.

“Creo que solo se la van a hacer a casos graves que lleguen mal”. Actualmente la paciente se encuentra en la incertidumbre, en su casa, aislada por cuenta propia y aún con varios de los síntomas, sólo esperando a mejorar, porque no pudo constatar si tenía o no el Covid 19 a través de una prueba en el IMSS que nunca llegó.Y recomienda a quienes se sienten enfermos, “si no tienen el síntoma de que no puedan respirar o no sean mayores a 60 años o no tienen diabetes o hipertensión, no vayan”.