GUADALAJARA, Jal., 25 de marzo de 2020.-Como medida de prevención y con el objetivo de evitar la propagación de contagios de Covid 19, el Sistema DIF Guadalajara realizó adecuaciones al modelo de atención a personas en situación de calle y población vulnerable, detalló su directora, Elizabeth García de la Torre.

 “Hemos implementado una estrategia en donde estamos protegiendo al personal que está trabajando con esta población, así como a la misma que se encuentra en situación de calle. Una de estas estrategias es, primero, el filtro sanitario que hemos habilitado en calle, en donde tenemos un contenedor con agua y jabón para el lavado de manos; también tenemos gel antibacterial . Al personal de DIF se la ha capacitado en las medidas de seguridad y de autoprotección para las personas en situación de calle”.

Como parte de las acciones realizadas, todo el personal de albergues fue vacunado contra la influenza, se realizan charlas de capacitación sobre el Covid 19 a quienes trabajan en los Centros de Atención y Desarrollo Integral para Personas en Situación de Indigencia (CADIPSI), y se realizan pláticas sobre el virus y las medidas tomadas para prevenir su propagación a las personas albergadas.

A pesar de que las brigadas de atención y canalización de personas en situación de calle han suspendido sus recorridos, la atención en CADIPSI se ha intensificado a raíz de que otros albergues de la ciudad han cerrado sus puertas ante esta situación sanitaria.

A lo largo del día, alrededor de 100 personas son atendidas en las inmediaciones de este centro ubicado en Las Palmas, otorgando más de 300 alimentos por jornada.

Desde el 16 de marzo, se han distribuido más de tres mil raciones. “Estamos atendiendo en calle alrededor de 100 y 150 personas diarias en situación de calle, a los cuales se les está proporcionando alimento, desayuno, comida y cena… nuestra área médica atiende y revisa de manera oportuna que no tengan fiebre o algún síntoma respiratorio, y en los casos que encontramos con algún problema de salud hacemos la canalización a Servicios Médicos Municipales.

Nuestros albergues están dando prioridad de alojamiento a personas mayores de 60 años, a mujeres embarazadas y a familias que tengan hijos menores de edad, ya que se encuentran dentro de la población más vulnerable”, añadió la funcionaria municipal.