LEON, Gto., 8 de diciembre de 2021.- Día de Medios en la ciudad de León. Los jugadores del Atlas hablan a sólo unas horas de comenzar la Final del Torneo Grita México A21. El delantero Julio Furch vibra con la posibilidad de hacer campeón a los Zorros por primera vez en 70 años. Asegura que se trata de un equipo grande, que está dormido y desea despertarlo con un título que por tanto tiempo se le ha negado.

“Quizás uno no es ahora tan consciente de lo que se está logrando o lo que se puede llegar a lograr si llegamos a ganar el campeonato. Creo que nos daremos cuenta después de todo lo que hemos pasado. Creo que ahora primero enfrentar este partido, después el partido de local, donde la gente va a hacer un gran trabajo, nos va a demostrar todo su apoyo y va a estar orgullosa del trabajo que hicimos durante todo el año. Desde el torneo pasado las cosas se están haciendo bastante bien, se está transformando al equipo, se está cambiando la cara de este Atlas que como siempre lo dije, creo que es un equipo grande que está dormido y hay que despertarlo. Nosotros ojalá podamos hacer realidad ese sueño de toda la gente que quiere al equipo”, explicó este miércoles en León.

“Acostumbrase a ganar, apuntamos a eso y creo que por el momento no pensamos en cortar esa sequía de 70 años. Queremos dejar una marca en el club y después que pase esto, estaremos conscientes de lo que se hizo. Creo que se creó una identidad muy fuerte con los chicos que son del club, cuerpo técnico ha vivido como jugador de Atlas, también la gente de directiva que sabía que podía transformar. Poder disfrutar y vivir estos momentos buenos y estar conscientes de lo bien que se hizo. Trabar juntos es lo que nos han dicho”, sentenció Julio Furch.

Por su parte, el arquero Camilo Vargas también se entusiasma con la posibilidad de ser recordado para siempre por la afición del Atlas como parte de la generación que acabó con la sequía de siete décadas. “Sin duda una ilusión inmensa, creo que quedar en la historia dorada del club es uno de nuestros pilares y nuestra mayor motivación para afrontar estos 180 minutos que nos pueden abrir esa puerta”, señaló el guardameta.

“Sin duda creo que para mis compañeros y para mí fue un motivo de alegría inmenso el poder abrir la puerta a disputar la Final, ese título tan anhelado que buscamos, pero de mi parte me fui con un sabor agridulce, sin duda. Siempre quieres aportar, siempre quieres ayudar. Desafortunadamente mi posición y mi profesión es esa. Y nada, contento por poder estar acá, por poder vivir estas instancias con mucha ilusión”, añadió. 

Por su parte, el capitán Aldo Rocha guarda buenos recuerdos de los Panzas Verdes, pues en ese club fue bicampeón, pero ahora quiere coronarse con los Zorros.

“El León sabemos que es un equipo ganador, jugadores con experiencia en Liguilla y de seleccionados y siempre se han hecho partidos interesantes contra ellos. Desde que llegue a Atlas se ha ganado uno y perdido otro. Sí claro, eso sería muy padre para todos nosotros, pero sobre todo un premio para La Fiel que siempre he estado. Me ha marcado y como la gente se mete, no deja de alentar y ante los malos resultados tampoco alienta. Si se da, que ellos lo disfruten como siempre lo hacen”, aseveró.

Ahora, se siente plenamente identificado con el Atlas. “En realidad, la pasión de la afición, que trasmiten nos comparte mucho y que siempre te apoyan, van para adelante. Lo rescato baste porque siempre están ahí. Al rival (Chivas, durante la fase regular) no fue burla, pero disfruté baste y sobre todo porque teníamos muchos Clásicos sin ganar y el momento y euforia, lo viví muy padre. Sería muy importante este título, sobre todo porque lo he recalcado que siempre defiendo con orgullo, personalidad y agradecimiento la playera”, concluyó Aldo Rocha.