Guadalajara, Jal., 6 de septiembre de 2019.- El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados pidió la renuncia del subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, tras las expresiones violentas y discriminatorias que hizo sobre las mujeres al llamarlas «pirujas» durante un evento.

Mediante una solicitud que enviaron a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Mariana Rodríguez y Lucero Saldaña, en nombre de la bancada priista, piden que se comunique al titular del Ejecutivo, un extrañamiento por las expresiones vertidas por el funcionario federal.

En el documento señala que los servidores públicos, sin importar la relación laboral que sostengan, deben tener una conducta a pegada a la legalidad, además, de que están obligados a respetar y hacer prevalecer el respeto, la equidad de género y la no discriminación.

Recuerda la lucha de décadas por consolidar y hacer efectiva la igualdad y la no violencia hacia las mujeres, por lo que calificaron de inaceptable que un funcionario público que debe brindar atención en una institución como el ISSSTE, siga en su cargo, por lo que piden su remoción.

“Es inaceptable que permanezca en su cargo una persona que los transgrede sin el menor recato. Para desalentar estas conductas, es necesario que el servidor público sea relevado de su cargo en congruencia con los principios constitucionales y legales”, refiere la solicitud.

Fue en la sesión del pasado jueves, cuando la legisladora Mariana Rodríguez se pronunció desde su curul contra la actitud de Mireles, reprobando el hecho y haciendo un extrañamiento, a lo que el ahora ex presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, pidió que ante la gravedad de la situación, se enviara una solicitud por escrito a la Mesa para darle el cauce correspondiente.

Durante la exposición de la legisladora en la sesión, cuestionó cómo se quiere frenar la violencia en el país, si las propias autoridades son las que se están refiriendo de manera despectiva y discriminatoria a las mujeres.

Lucero Saldaña expresó su rechazo a las expresiones misóginas del subdelegado del ISSSTE, quien se exhibe, dijo, como un buen mal servidor público, “hemos firmado ya el documento para que este incidente  tenga realmente una canalización y un efecto, más que una disculpa, tenemos que combatir al machismo, que también se barre como las escaleras: de arriba hacia abajo”, aseveró.

Fue el pasado 4 de agosto cuando se difundió un video donde se aprecia a José Manuel Mireles, refiriéndose a las esposas de los derechohabientes como “pirujas”, y aunque después él difundió otra grabación ofreciendo disculpas, el daño ya estaba hecho.

Documento: