¿EN VERDAD SE DEBE IR?

La Alianza Federalista de Gobernadores acaba de solicitar la renuncia inmediata del Dr. López-Gatell, subsecretario de prevención y promoción de la salud, y exigieron la llegada de otro experto para manejar la pandemia.

Un golpe mediático innecesario e intrascendente de la Alianza de Gobernadores, que se asume como representante de 40 millones de mexicanos y mexicanas, o al menos, siguiendo el principio de unanimidad de la propaganda que le enseño Joseph Göebbels a Hitler y al mundo entero, se ostentan como representantes de tal cantidad de ciudadanos de esta República. Al margen de las cifras de cuantos representan, los gobernadores opositores a López Obrador plantean ahora esta demanda, que por supuesto caerá en oídos sordos.

Y no porque, de por sí, el Presidente López Obrador les ignore, sino porque resulta innecesaria y fuera de proporción. Los argumentos de manejos erráticos, tales como que «no ha dejado de mentir, de caer en contradicciones sobre las proyecciones y las estrategias a implementar», tienen su parte de razón. En efecto el subsecretario, casi «show man», ha equivocado las predicciones y ha sido titubeante y hasta contradictorio en las estrategias, pero es conveniente recordarle a la Alianza de Gobernadores que López-Gatell no se manda solo. Obedece a las directrices del Presidente de la República. Y es a éste a quienes los Gobernadores deberían de cuestionar.

El argumento de la politización del cubrebocas, como eje rector de la demanda de renuncia del subsecretario, es una reverenda ocurrencia. Más se politiza el país con su solicitud y verá el amable lector como este fin de semana será de dimes y diretes en redes sociales, a este respecto.

La solicitud es innecesaria. Hugo López-Gatell es un científico que sabe, hasta donde pueden saber los científicos hoy sobre el Covid 19. Es muy improbable que en México haya muchísimos expertos en la materia que puedan sustituir de inmediato a este funcionario. Y no por falta de blasones académicos, o de méritos curriculares, simplemente por el acceso que tiene el actual Subsecretario a los datos de primera mano de un fenómeno que nadie en este planeta se puede preciar de conocer al dedillo, de saber en cabalidad.

 El argumento de que «tuvieron que morir 35 mil personas para que López-Gatell aceptara, y a medias» la utilidad del cubrebocas, es simple cohetería de fuegos artificiales. Ni todos murieron por no usar esta mascarilla, ni tampoco se contagiaron por la responsabilidad de las erráticas recomendaciones del Presidente López Obrador y en consecuencia de López-Gatell. Sí hay responsabilidad de ambos en la contradicción del uso de esta protección social, pero asumir que todos los fallecidos lo fueron por negligencia o incompetencia del Subsecretario, es politizar al país con argumentos vistosos, de corta duración y nulo efecto.

La improbable renuncia de López-Gatell sería mucho más dañina al país que su presencia en el cargo.

LANZAN CAMPAÑA

Precisamente, en la búsqueda para que la gente utilice cubrebocas, este jueves dieron a conocer la campaña Estamos juntos y lo traemos bien puesto.

El Gobierno de Jalisco con ayuda de la Universidad de Guadajara, de medios de comunicación y personas de sectores sociales y artísticos, pretenden que la gente entienda la importancia de utilizar el tapabocas y con ello evitar más muertes y contagios a causa de la pandemia de Covid 19.

Esta promoción o difusión no debería de existir. Es más, no tendría porque pensarse siquiera en realizarse.

Si todos actuáramos como los adultos que somos, que nos dicen esto hay que hacerlo por el bien tuyo y el de tus familiares, no tendríamos por qué ponerlo en duda y acatar la medida.

¡Pero no! Seguimos aferrados a dar la contraria y a comportarnos como niños cuando no es así. 

Tenemos que entender que el usar curbrebocas como se debe, nos ayuda a protegernos un poco más del virus. Es por nuestro bien y el de la gente que nos rodea. No es porque el gobierno de México y de todo el mundo se aliaron para hacer obligatorio el tapabocas porque ellos llevan comisión de casa uno que se vende. No va por ahí.

De verdad es increíble que en casi cinco meses que fue declarada la emergencia sanitaria se mantiene la lucha por crear conciencia en los habitantes sobre lo que está ocurriendo en el mundo entero.

De verdad esperamos que con el hecho de ver La Minerva, la Cabeza Gigante y Reminiscencia ahora sí les llegue el mensaje al cerebro y se pongan el cubrebocas bien puesto.

LE HALLA NOMBRE AL PUESTO

Después de casi dos meses de que se anunciara la salida de Macedonio Tamez de la Coordinación del Gabinete de Seguridad del Estado, para que se uniera al despacho del gobernador Enrique Alfaro, bueno, pues ya tiene nuvo puesto.

Ahora estará de coordinador de la Unidad Federal y Asuntos Internacionales.

No, pues vaya que sí tenían que pasar casi 30 días para poder pensarle bien en dónde lo iba a poner.

Pues bien. Ahora lo que va a hacer de ahora en adelante Macedonio es justo lo que no quiere realizar el Gobernador, tratar con el Gobierno Federal. Si bien Adrián Michel Espino, venía supuestamente realizando esto, ahora el que se va a dedicar a lidiar y recibir las llamadas de los ayudantes de Andrés Manuel López Obrador, va a ser Macedonio. En pocas palabras: le tocó bailar con la más fea.

Esos dolores de cabeza que le producía a Alfaro el tener que entablar con el Ejecutivo pues ya no ocurrirá más porque en teoría llega a este puesto alguien de su suma confianza. Al menos así lo dijo en la conferencia de prensa donde anunciaba su destitución y señalaba que no se quedaba sin chamba.

Veamos ahora qué consigue hacer desde ese zona. Ojalá logre mediar entre Alfaro, López-Gatell y López Obrador, para que al fin reine la paz.