DIJO MI MAMÁ QUE SIEMPRE NO

Un trabajo desvalorado es el que siguen realizando el personal médico en hospitales públicos y privados, quienes a pesar de saber que está en riesgo su vida y la de los suyos, siguen combatiendo la pandemia del Covid 19, sin embargo a los gobernantes parece importarle poco su labor y es que hasta como tono a broma, les anuncian que van a ser vacunados y horas después, siempre no.

Desde temprana hora, tras el anuncio del secretario de salud Jalisco, Fernando Petersen, donde señalaba que a partir del miércoles todo el personal médico de Jalisco iba a recibir la dosis tanto del sector público y privado, los galenos, sobre todo del sector privado, comenzaron a organizarse para acomodar sus citas y avisar a sus pacientes para poder asistir a la vacuna.

Incluso hubo quienes se pusieron de acuerdo para ir en grupo, con la intención de que les fuera aplicada la vacuna, regresarse a trabajar y suplir a sus compañeros para que acudieran a recibir la dosis que los haga inmunes al Covid 19.
Pasaron las horas y cuando ya estaban organizadas sus agendas, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, informó sobre la decisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que les pedía reprogramar la vacunación para el personal médico hasta nuevo aviso.

“Hoy mismo anunciamos que mañana arrancaría la vacunación contra el #Covid19 para nuestro personal médico y de enfermería del sector público y privado, sin embargo, hace unos minutos recibimos una carta de la Sedena, en la que se pide reprogramar el proceso”, explicó el mandatario por medio de sus redes sociales.

Claro que es lamentable lo ocurrido, pues son los médicos y todo el personal de salud quienes están sacando la casta por el país. Quienes están entregando su propia vida para sanar a contagiados del virus o convivir en zonas de alto riesgo de contagio como lo son los hospitales.

Hay cientos de médicos que tratan el postcovid, quienes saben perfectamente que aún pueden ser contagiados por su paciente y sin embargo no los abandona, o los que ven directamente a los ojos a la pandemia aún con mayor riesgo.
Claro que es una falta de respeto para ellos que no merecen más que el respeto y admiración de todos.

Ojalá que el Gobierno Federal deje de lado lo político en esto de las vacunas y que haga lo que tenga que hacer para que todos los médicos y personal de salud sin excepción tenga su vacuna para seguir luchando con esta maldita pandemia que mucho le ha costado al país y no sólo en lo económico, también en las vidas perdidas.