TONALÁ, PATIO TRASERO

El patio trasero de Guadalajara: Tonalá, vive una de sus más desangeladas elecciones y es que la situación del municipio, prácticamente abandonado, puede darle la victoria a quien se atreva a levantar la mano.

Lo realizado por la actual administración deja una amplia posibilidad para los que llegan, pues el municipio no muestra crecimiento alguno y por el contrario vive atiborrado de inseguridad y carencias de primera necesidad. El alcalde Juan Antonio González prácticamente ha dejado imposibilitada a la candidata de Movimiento Ciudadano, Ana Priscila González García, quien tendrá que remar contra corriente pues los tonaltecas no ha podido quitarse el sobre nombre de patio trasero.

Por otro lado, el exalcalde tonalteca Sergio Chávez, quien decidió ir por los colores de Morena y a quien le atoraron su candidatura, tampoco dejó muy buenas recomendaciones para buscar una nueva administración.

Quienes pudieran levantar la mano son los partidos nuevos, ya probaron PRI, PAN y Movimiento Ciudadano y nada cambió.

Juan Carlos Villarreal Salazar, por Hagamos, o Enrique Díaz, por Futuro, pudieran adelantar en la contienda si los partidos que ya ocuparon el puesto no ofrecen una propuesta que acapare y convenza a los tonaltecas.

MAÑANERAS TAPATÍAS

¡Agárrense! Que el candidato por Morena, Carlos Lomelí ya dijo que si gana la presidencia municipal de Guadalajara, ya no tendremos que importar noticias de primera plana, él se encargará de darlas, porque realizará de lunes a viernes, las mañaneras tapatías.

Sí, así como se lee, ya propuso que sean a las 9 de la mañana, después del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuando él dé a conocer lo que se vaya haciendo en su municipio.

Eso sí, invitará a habitantes de las colonias, al menos así se entendió, para que hablen sobre sus necesidades y así se les dé soluciones más pronto.

Veamos cómo avanza la cosa, pero al menos ya sabemos que darán información día a día y desde muy temprano

Esperemos que sí cumpla con que sean de 20 o 25 minutos y no de 3 horas, como las de López Obrador.