GUADALAJARA, Jal., 7 de julio de 2020.- La Federación de Estudiantes Universitarios no fue invitada a la reunión que sostuvieron afectados por desapariciones forzadas y tortura el pasado 5 de junio con autoridades estatales y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, lamentó su presidente, Francisco Javier Armenta Araiza, quien dijo que esto es muy extraño porque en su momento la FEU colaboró para localizar a las personas de las que se desconocía su paradero.

“El día de ayer yo no fui notificado, no fui convocado, parece que el Gobierno del Estado a nosotros nos invitó cuando tenían el problema de localizar muchachos y muchachas y en la mesa de la CNDH, pero lo del día de ayer fue una iniciativa del Gobierno del Estado por buscar un esfuerzo en política pública para garantizar seguridad, yo creo que la FEU debería estar allí, pero si no nos convocaron es bajo su responsabilidad, a mí me llama la atención que el mismo gobierno que practicó los abusos a las víctimas quiere ahora garantizar la no repetición, pero bueno, allá ellos.”

Este lunes el Gobierno del Estado de Jalisco, informó a través de un boletín, que sostuvieron una reunión con afectados por las detecciones extrajudiciales que realizaron funcionarios de la Fiscalía los días 4, 5 y 6 de junio en el marco de las manifestaciones por el asesinato de Giovanni López.

Sin embargo, en el comunicado sólo citan una larga lista de funcionarios asistentes y que fueron escuchadas las diferentes versiones de los hechos, pero no conclusiones o acuerdos y mucho menos si cumplirán la reparación del daño a quienes sufrieron tortura como fue una de las recomendaciones.

El viernes 5 de junio, cuando se desconocía el paradero de decenas de jóvenes que intentaron llegar a la manifestación convocada en Calle 14 en Fiscalía, fue precisamente la Federación de Estudiantes Universitarios la que se dio a la tarea de ir publicando los nombres de las personas no localizadas y actualizando conforme fueron apareciendo golpeadas y torturadas.