TLAQUEPAQUE, Jal., 13 de junio de 2021.- Este domingo, en el municipio de San Pedro Tlaquepaque se llevó a cabo la develación de la placa conmemorativa por los 200 años de la proclamación de la Independencia de la Provincia de Guadalajara de la Corona Española, la cual fue encabezada por el General Pedro Celestino Negrete, ocurrida el 13 de junio de 1821, así como la adhesión de la provincia de Guadalajara al Plan de Iguala, que protagonizaron Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero el 24 de febrero de 1821.

La provincia de Guadalajara fue la primera del país en adherirse al Plan de Iguala con el que concluían los 300 años de la vida colonial, destacaron las autoridades presentes

El Director General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, destacó que para el gobierno de México es fundamental aprovechar este año para recuperar consistencia histórica

»Tener conciencia histórica no es solamente memorizar algunos datos o recordar fechas, sino sobre todo recuperar la reflexión sobre cuáles son nuestros orígenes, de dónde venimos, como explicar nuestro presente y cuáles han sido las luchas y anhelos que han movido la construcción de este país y sus transformaciones en las distintas épocas y en este sentido este año es fundamental porque representa la recuperación de 200 años libre e independiente» recalcó.

Por su parte el secretario general de Gobierno de Jalisco, Enrique Ibarra Pedroza, invitó a las y los ciudadanos a tomar este año como un año de reflexión y participación ciudadana.

“Este año 2021 es un año de reflexión para ver qué hemos hecho, qué es lo que hemos hecho mal y que debemos hacer mejor y como seguir construyendo una sociedad más funcional y participativa con menos desigualdad y es fundamental debatir el nuevo federalismo, incluyente, participativo y equitativo que en México debemos seguir impulsando’”.

Recordó que estos eventos forman parte del calendario de la Mesa Interistitucional de “Conmemoraciones Jalisco, historia con futuro”, que se ha formado con la finalidad de enaltecer tres aspectos trascendentales para la vida de México y el estado de Jalisco; La caída de Tenochtitlan; la llegada a Guadalajara de Fray Antonio Alcalde y La organización de la primera gran exposición de arte popular mexicano, en la que colaboraron los artistas Enciso y Montenegro, junto con el Museo Nacional y el antropólogo Miguel Othón de Mendizábal.