GUADALAJARA, Jal., 21 de noviembre de 2020.- A los jaliscienses se les olvidó la pandemia de Covid 19, las medidas posteriores a la desactivación del Botón de Emergencia, la sana distancia y la portación del cubrebocas.

Durante un recorrido realizado este sábado por Quadratín Jalisco al centro de la ciudad, nos percatamos de que las personas continúan saliendo y provocando aglomeración en tiendas y plazoletas de la ciudad, como en la emblemática Plaza de la Liberación, que inmediatamente después de que el gobierno municipal retirara las vallas, vuelve a ser el centro de afluencia de cientos de personas.

Aunque el Botón de Emergencia fue desactivado el fin de semana pasado, y la recomendación de las autoridades de salir de los hogares solamente para lo esencial es constante, esto parece no importar para los visitantes que parece que tienen mucho que hacer en el corazón de la capital del estado.

Los filtros sanitarios colocados por el Ayuntamiento de Guadalajara en algunas entradas principales del centro histórico, no son una medida suficiente, pues para poder ingresar al lugar, las largas filas no se hacen esperar.

La economía continúa parada, hay muchos visitantes pero la afluencia de dinero es casi nula, detalló una artesana del corredor del Hospicio Cabañas.

“Es que si hay muchas personas, pero sólo preguntan y se van, no compran”, lamentó.

Por otra parte el transporte público, como la Línea 2 del Tren Ligero se llega aglomerar principalmente en horarios de 2 a 4 de la tarde.