GUADALAJARA, Jal,. 21 de abril de 2021.- El candidato a la presidencia municipal de Guadalajara, Carlos Lomelí volvió al Mercado San Juan de Dios para convivir con los locatarios y en uno de los patios habló sobre uno de los múltiples planes que tiene para comandar Guadalajara, el cual consiste en una estrategia anticorrupción que va a quedar para futuras generaciones y que los servidores públicos deberán de acatar al pie de la letra, dando la cara a los ciudadanos de Jalisco, por todo lo que se realice bajo su mandato.

“Vamos a certificar el municipio con un ISO que se llama 37 mil, ahí va la primicia. Se va a certificar con un ISO 37 mil uno en contra de la corrupción para acabar con la corrupción de los inspectores, con la gente del Ayuntamiento, con los funcionarios. Y eso es algo que le vamos a heredar a las nuevas generaciones. Es algo en donde van a estar obligados (servidores públicos), los que vengan atrás a tener gobiernos transparentes, que hagan rendición de cuentas con el pueblo y que sean completamente honestos. Nada de que ya se fue y hay que hacer de la de nosotros. Lo vamos a certificar como Ayuntamiento”, externó mientras se encuentra rodeado de comerciantes.

El doctor se comprometió frente a la gente y sin tapujos a hacer valer la confianza que ellos les depositen el próximo 6 de junio en las urnas, dejando en claro que tendrán un gobierno más que comprometido con toda la ciudad.

“Decirles que vamos a estar a la altura de la confianza, que no les vamos a fallar, que sí vamos a marcar una gran diferencia de lo que tienen de gobierno a lo que nosotros pensamos dejar: una tranca alta para que ustedes nunca más permitan que bajen esa tranca de calidad que merece el pueblo de Guadalajara. Un gobierno sólido, honesto, de dar cuentas, transparente”, sostuvo.

Mediante estas medidas, el morenista reveló en lo que se está trabajando, teniendo como prioridad la seguridad de los tapatíos, pues el estado ya no está para soportar este tema y le mandó un certero recado al partido que gobierna en la actualidad.

“Con esto le vamos a quitar un puño de cosas y de perjuicios. Vamos a trabajar muy duro en la seguridad: Jalisco ya no aguanta, Guadalajara ya no aguanta la inseguridad. Fueron seis años de gobierno de Movimiento Ciudadano, quieren otros tres y no les vamos a dar otra oportunidad”, declaró.

Finalmente y como ha sido en las últimas visitas que ha tenido en distintos puntos, reiteró al mandamás actual, que ya no se les permitirá un tiempo más de estar al frente, pues tuvieron su oportunidad y en esta ocasión, el pueblo de Jalisco estará de su lado para sacarlos del poder.

“Esta vez el pueblo ya se organizó y lo siento en el corazón todos los días. Así es de que, desde aquí les digo: tuvieron seis años y el pueblo no les va a permitir que tengan nueve”, culminó, provocando el aplauso de los presentes.