Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Abusan con precios de fármacos contra VIH

Redacción/Quadratín
 
| 18 de Junio de 2017 | 8:47
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de junio de 2017.- En México, todos los días 30 personas se infectan de VIH, explica el doctor Carlos Magis, director de atención integral en el Centro Nacional para la prevención y el control del VIH y el sida (Censida). Esto quiere decir que cada año se presentan 11 mil nuevos casos en el país. En 2016 se estimó que había 210 mil mexicanos con el virus, de los cuales solo 60% estaba enterado. Es decir, existían más de 80 mil diagnósticos sin nombre ni apellido. Sólo especulaciones de las autoridades sanitarias.

Pero el problema no es sólo el registro incompleto, sino que, contrario a lo que ocurre con otros medicamentos en el país, 80% de los antirretrovirales son de patente y su precios superan a los de naciones como Chile y Colombia. En México, apenas dos de cada 10 frascos que se entregan son genéricos. “En la Secretaría de Salud (Ssa) hay menos uso de genéricos del que deberíamos. Estamos usando mucho más patente”, asegura Juan Sierra Madero, jefe del Departamento de Infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.

De acuerdo con El Universal, del listado público de 2016 de las 34 medicinas disponibles para el programa de Acceso Gratuito a Tratamiento para personas con VIH sin seguridad social en México y que son adquiridas por el Fondo de Gastos Catastróficos del Seguro Popular, únicamente siete son genéricos. El resto le pertenece a las grandes farmacéuticas. GlaxoSmithKline (GSK), Abbvie Farmacéuticos y laboratorio Stendhal son los principales desarrolladores de estas moléculas.

En 2008, la SSA en México acusó a la industria farmacéutica de vender los medicamentos antirretrovirales contra el VIH incluso cuatro veces más caros que en otros países de Latinoamérica. Entre las excusas que presentaron empresas como GSK y Abbott estaba que México pertenecía a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y no había una razón para ofrecer un precio preferencial.

Más información El Universal