GUADALAJARA, Jal., 17 de abril de 2021.- Mazatlán no pudo descifrar lo que Atlas le presentó en el Kraken y al final compartieron chocolate para el par de roscas que entregaron, situación que deja molesto a su técnico Tomás Boy, quien dijo que su equipo mereció más en el juego, pues tuvieron oportunidades para sumar de a tres.

“En algunos lapsos creamos las oportunidades más claras, no somos implacables y creo que el equipo no de repuso físicamente del partido anterior, de todas maneras el esfuerzo fue bueno. No me convence el resultado, hicimos las cosas un poquito mejor que ellos», señaló el Jefe.

Si los Cañoneros no fueron capaces de marcar, fue en gran parte al estilo de juego que Cocca planteó en el terreno de juego, lo que Boy Espinoza acepta que es molesto para él y los suyos, pues no sé estuvo fino a la hora buena

“Atlas trabajó mucho cortándonos, los circuitos. Estuvimos muy erráticos en las pocas posibilidades que generamos. Muy bien en el juego directo, el partido estaba preparado para que fuera de esa forma. Atlas tiene un estilo molesto, para superarlos había que estar más finos», puntualizó.

En el seno de los mazatlecos saben que pudieron llevarse la victoria y es por ello que al término del cotejo, se mostraron molestos: según las palabras de su propio técnico.

“La mayoría de los problemas que tuvimos fue con pases en la salida y eso provocó que el adversario, sin hacer absolutamente nada para crear, podía haber aprovechado. Los jugadores están enojadísimos, porque sienten que se les fue el resultado de las manos», aseveró.