GUADALAJARA, Jal., 9 de febrero de 2019.- Los tropiezos en la vida son para aprender de ellos y Juan Pablo Vigón justamente eso fue lo que hizo, aprovechar su estadía en la Liga de Ascenso para valorar lo que tenía y esforzarse por recuperarlo.

El capitán rojinegro narra que su paso por Tapachula fue muy complicado. Después de estar en Primera División y bajar, no fue nada grato, sin embargo, tomó lo mejor de ese viaje para pelear por lo que hoy ya es una realidad: estar de regreso en la Liga MX y su primera convocatoria con el Tri.

“Es difícil, es un golpe anímico muy fuerte bajar al Ascenso siendo jugador de Primera División, pero lo tomé muy maduro, muy inteligentemente. Lo tomé como una lección para valorar todo lo que hay en Primera División, luchar por otra oportunidad con base en mi trabajo, con fe en Dios. Se me dio otra oportunidad en Primera y maduré bastante. Creo que a base de trabajo y a base de mucha pasión, mucho esfuerzo, se vienen los resultados. No me queda de otra más que trabajar el doble para que vengan noticias como esta (su llamado al Tri)”, y explica su sentir después de conocer que estaba en la lista para entrenar con Gerardo Tata Martino.  

“Feliz, muy feliz, me motiva mucho para seguir trabajando para que vengan noticias como esta. Agradecido con Dios y con mi equipo. Siempre fue mi sueño, sabía que si Atlas estaba en los primeros lugares, podían voltearnos a ver. Siempre doy todo por estos colores y ahora este llamado me motiva bastante para seguir haciendo las cosas bien, aportar mi grano de arena a este grupo y su estamos arriba, nos van a voltear a ver”, revela.

Vigón asegura que todo lo que ahora está logrando es por el simple hecho de que no se da por vencido y que aunque ya vestirá los colores aztecas, no se va a conformar.

“Futbolísticamente hablando me dio mucha hambre. Tengo mucha hambre de hacer las cosas bien. Creo que valoré muchas cosas en el Ascenso, no reniego, estoy orgulloso, valoro mucho haber ido a la Liga de Ascenso para hoy ser quien soy. Sé con ayuda de mis compañeros y de la institución puedo llegar a hacer grandes cosas. Pies de plomo para ir paso a paso y ojalá vengas muchas cosas buenas”, comenta.

Juan Pablo es uno de los jugadores que más es abucheado y criticado por la afición rojinegra, sin embargo, los resultados él es consciente de que la única manera de revertir todo esto es dando resultados y parece que ya está dando resultados porque el viernes pasado lo recibieron con aplausos.  

“La fiel estoy agradecido porque me apretaron en un momento justo, creo que mi manera de contestarles era en la cancha, silencio fuera de la cancha y adentro responder. Ahora muy feliz, muy motivado por esta convocatoria. Feliz por el llamado, creo que me llega en un momento maduro de mi carrera y he batallado mucho para poder llegar a esto, entonces disfrutarlo y aprovecharlo al 100 por ciento”, finaliza.