GUADALAJARA, Jal., 7 de abril de 2021.- En el pasado, no sufrió lesiones de gravedad. Julio Furch había disfrutado de un estado físico envidiable para cualquier futbolista. Pero al llegar al Atlas, se lastimó antes de siquiera debutar en un partido oficial. El refuerzo estrella de los Zorros está cerca de volver a las canchas.

El sábado irá a la banca, se dice ansioso y confiesa que antes pensaba que era “de hierro”, que nunca se fracturaría.

“Fue dura la noticia, no me imaginaba que podía arrancar esta etapa en Atlas así, de esta manera. Al momento de la noticia y las siguientes dos semanas fueron muy duras. Después, uno va tomando consciencia de lo que le pasado, el apoyo de muchísima gente aparte de mi familia, de los compañeros. Todo eso te va distrayendo un poco. Van pasando los días, vas contando los días y ves que está cada vez más cerca el poder estar dentro de la cancha. Eso también te motiva, hace que el tiempo pase un poquito más rápido y ya ansioso por estar dentro de la cancha”, señaló el delantero rojinegro.

“Nunca me había pasado nada, lo máximo que me había perdido en un torneo habían sido uno o dos partidos. Ahora estar mucho tiempo, eso fue lo primero que se me cruzó, el estar afuera y no poder ayudar a mis compañeros. Eso es muy feo. Pasan muchas cosas por tu cabeza, me imaginaba que nunca me iba a fracturar o que nunca iba a tener una lesión y al final me pasó. Me sorprendió, porque pensé que bueno, soy de hierro, no sé, me imaginaba otra cosa. Pero al final me pasó como nos pasa a muchísimos de los chicos les han pasado lesiones así también graves y esperemos que pueda ahora estar pronto dentro de la cancha para demostrar lo que la gente quiere ver de mí”, confesó Julio Furch.

En el último amistoso de la pretemporada, ante Leones Negros en el Estadio Jalisco, se fracturó el tobillo. No olvida aquel momento. “La jugada fue un cuerpo a cuerpo con un defensa, me quedo firme con la pierna izquierda al piso y se me abre la pierna derecha. Eso hace que el pie izquierdo se quede clavado en el piso y sentí ruido enseguida, un ruido que nunca había sentido en mi vida porque nunca me había fracturado. En un principio pensé que era un esguince, pensé que así eran los esguinces. Pensé que una fractura iba a ser más dolorosa. Si bien el momento fue doloroso, no me imaginé que iba a ser una fractura. Difícil asimilar porque uno estaba tan cerca de empezar el torneo, después de hacer una preparación tan larga, de estar adentro de una cancha nueva, con gente nueva, compañeros nuevos”, detalló el argentino.

El próximo sábado ante León, actual campeón de la Liga MX, el técnico del Atlas, Diego Cocca, anunció que llevará a Julio Furch a la banca. Su debut está cerca y confía en responder a las expectativas que generó su contratación.

“Me hubiese encantado estar antes, con gente o sin gente. Pero creo que la gente siempre le da un color distinto a un partido de futbol. Es un show, la gente va a desahogarse, va a disfrutar y va a ser lindo verlo desde adentro. Volver bien, eso es lo que quiero, estar lo más pronto posible y bien para ayudar al equipo. Eso es lo primero que pasa por mi cabeza y no entrar a la cancha a cumplir, sólo decir ya jugué, ya debuté. No, yo quiero entrar y hacer las cosas bien para ayudar al equipo, eso es lo más importante para mí”, finalizó.