GUADALAJARA, Jal; 25 de marzo de 2020.- Nicolás Castillo, futbolista del América, fue dado de alta del nosocomio en el que se encontraba internado, luego de ser operado por una trombosis que tuvo a principios del presente año.

El artillero sudamericano se fue del Centro Médico que se encuentra al sur de la Ciudad de México, después de 41 días y comenzará a recuperarse en su hogar, bajo las mismas condiciones de aislamiento social que dictó la directiva azulcrema a los demás jugadores del plantel.

Se pronostica que Castillo se pierda todas las competencias en las que su club esté inmerso, es decir, no jugará lo que resta del año, debido al tratamiento de los anticoagulantes.