GUADALAJARA, Jal., 25 de julio de 2021.- El gozo ante Francia se ha ido al gozo contra Japón. La Selección Mexicana sucumbió ante la intensa presión del conjunto asiático y perdió por 2-1 la mañana de este domingo. El panorama que era reluciente tres días atrás, ahora presenta sombras. Para el cuadro Tricolor, la calificación está en suspenso, mientras que el país anfitrión ya está en los Cuartos de Final en el torneo de futbol de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


El brillo de la presentación se opacó por completo en el Saitama Stadium. En gran parte, debido a las virtudes del rival: velocidad, intensidad y una presión asfixiante que nunca dejó respirar al Tri. El equipo de Jaime Lozano estuvo lejos de lo mostrado en el debut. Un duro golpe a la ilusión de un equipo que sueña con una medalla, pero que esta vez ha sido superado de inicio a fin.


Los primeros minutos fueron una auténtica pesadilla para México. Hiroshima Sakai lanzó desde zona baja un estupendo pase profundo, a la espalda de Erick Aguirre. Alcanzó esa pelota Ritsu Doan y metió una gran diagonal retrasada. En el corazón del área, Takefusa Kubo, jugador que pertenece al Real Madrid, remató de tres dedos con el pie izquierdo. Jorge Sánchez no llegó en la barrida. El potente remate movió las redes con el 1-0, al ‘6.


El conjunto nacional estaba sacudido. El gol tempranero fue un mazazo al ánimo. Pero el daño no paró ahí. Poco después, César Montes se barrió a destiempo dentro del área. Yuki Soma metió un centro, pero recibe una plancha por parte del mexicano. El árbitro no la vio de primera, pero le llamaron del VAR para revisar la jugada. Decretó el penal tras ver las repeticiones. Al ‘11, Ritsu Doan cobró de zurda por el centro. Guillermo Ochoa se lanza a su derecha, fue engañado y recibió el 2-0 de Japón.


México simplemente no veía por dónde. La intensa presión de Japón no le daba tiempo ni de pensar. Al ‘16, Erick Aguirre metió un servicio al área. Henry Martín controló de espalda, con una media vuelta se sacudió la marca y soltó un disparo que atrapó el arquero Kosei Tani. Uno de los pocos intentos de un Tricolor maniatado prácticamente todo el juego.


El nerviosismo seguía presente en el campo. Cada falla evidenciaba la desesperación del cuadro que dirige Jaime Lozano. Al ‘20, César Montes regaló la pelota a Takefusa Kubo, quien emprendió la carrera y antes de entrar al área sacó un disparo desviado. Un minuto más tarde, Carlos Rodríguez desvió angustiosamente un centro, la redonda siguió a segundo poste, donde Yuki Soma remató con potencia y la zaga desvió a tiro de esquina.


Para México, daba la sensación que lo importante no era acortar, sino impedir que la distancia se hiciera más larga. Los esfuerzos eran casi inofensivos. Al ‘29, Sebastián Córdova disparó desde la orilla del área, pero desviado. Por si fuera poco, el cuadro nacional sufrió una baja por lesión. Erick Aguirre tuvo que salir del campo poco antes de terminar la primera parte.


En la segunda parte, el Tricolor logró equilibrar el trámite. Un poco porque Japón tomó otra postura y decidió sobrellevar el encuentro. Por eso, sus intentos ya no tenían la misma fuerza: al ‘50, Takefusa Kubo remató desde la orilla del área y controlo bien Guillermo Ochoa. Ya no recibía tanto daño, pero tampoco era México capaz de generarlo.


Al no tener claridad para llegar, se vieron en el campo esfuerzos aislados como el de Sebastián Córdova, al ‘59, con un disparo desde medio campo que buscaba sorprender al portero adelantado, pero regresó a tiempo para atrapar la redonda. Para el Tricolor se complicó aún más el panorama al minuto 67, cuando Johan Vásquez recibió la tarjeta roja tras derriba fuera del área a Ritsu Doan, que se escapaba solo.


Con un hombre menos, Jaime Lozano ordenó modificaciones. En lugar de aprovechar la superioridad, Japón disminuyó la intensidad y dio vida a México. Tuvo más ímpetu que futbol para ir al frente. No se veía por donde generar daño. Pero al ‘85, se marcó un tiro libre por el corredor izquierdo del área. Roberto Alvarado lanzó un pelotazo cerrado. César Montes no alcanzó. La pelota siguió su camino, no reaccionó el arquero y terminó en el fondo para el 2-1.


Sin haber hecho lo suficiente para merecerlo, el Tricolor tenía el empate al alcance y se fue en busca de él. En el tiempo agregado, un centro en tiro libre fue cabeceado por Vladimir Loroña. El remate llevaba dirección de gol, pero el guardameta Kosei Tani voló de forma espectacular para evitar el tanto de la igualada, al minuto 92.


No hubo más para México y se llevó de Saitama una dolorosa derrota. Japón está calificado a los Cuartos de Final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El Tricolor de Jaime Lozano, por su parte, se jugará la vida en el último partido de la primera fase, el próximo miércoles frente a Sudáfrica, que llega al encuentro con dos derrotas a cuestas.