GUADALAJARA, Jal., 2 de agosto de 2021.- Llegó el día de dar un paso más en busca de la gloria. México enfrentará la madrugada de este martes a Brasil, en las Semifinales del torneo de futbol de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Hace nueve años, el Tricolor derrotó a ese mismo equipo en Wembley para conseguir la histórica medalla de oro en Londres 2012. Ahora intentará emular aquel éxito.

Será a las 03:00 horas de este martes (tiempo del centro de México), cuando el balón comenzará a rodar en la ciudad de Kashima. El cuadro que dirige Jaime Lozano viene de golear a Corea del Sur por 6-3, en su actuación más sólida dentro de esta competencia. En la fase de grupos goleó a Francia (4-1) y Sudáfrica (3-0), pero ya sufrió una derrota ante Japón (2-1), que disputará la otra Semifinal frente a España, a las 06:00 horas.

Brasil, por su parte, mantiene el paso invicto. En la primera ronda, goleó a Alemania (4-2), empató con Costa de Marfil (0-0) y superó a Arabia Saudita (3-1). Ya en la ronda de Cuartos de Final, sufrió para vencer a Egipto por 1-0. Por su historia, es marcado favorito. Después de la decepción de Londres 2012, el cuadro sudamericano ganó su primera medalla de oro como anfitrión en Río de Janeiro 2016.

El técnico mexicano, Jaime Lozano, ya tiene estudiado al adversario. Hay confianza en alcanzar la Final y así asegurar una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que sería apenas la segunda de este deporte en toda la historia. En caso de perder la Semifinal, todavía tendrá una oportunidad de luchar por el bronce.

“Lo que he podido ver porque estos torneos tan rápido, tan inmediatos te dan poco tiempo, ahorita en el camino de Yokohama hacia acá venía viendo el partido de ellos y es un equipo que lo que no puedes dar es tiempo y espacio porque tienen muchísima habilidad. Tienen también obviamente desequilibrio, son equipos que si los dejas que te hagan grande el campo, llevan cierta ventaja. Entonces, nosotros buscar estar muy juntos, buscar atacarlos, porque también cuando Egipto poco, pero se animó, también les llegó. Mantener la pelota, también es un equipo que se siente muy cómodo con el balón y cuando no lo tiene se defiende bien”, explicó Lozano.

“Me impresionó eso que también presiona, no es Corea, pero presiona, cuando normalmente el equipo brasileño te deja jugar y está más acostumbrado a que le des el balón que a recuperarlo, pero este equipo sí presiona y se repliega bastante bien. Entonces, tener el balón, hacer nuestro juego, sí habrá algunas pinceladas que les daremos a los jugadores para que puedan también aprovechar y después defensivamente, mientras más juntos, más compactos, más ayudas cercanas tengamos, estaremos dando un gran paso para acceder a la Final”, añadió el Jimmy.