GUADALAJARA, Jal., 2 de agosto de 2021.- El festejo de Sebastián Córdova frente a Corea del Sur, en los Cuartos de Final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, removió fibras sensibles de la afición americanista. Recostado sobre el césped, imitó a un ídolo de ese equipo: Cuauhtémoc Blanco.

El joven futbolista dijo que fue un homenaje al nacido en Tepito y aseguró que anhela ser como él para construir una historia de éxito con las Águilas.
“La celebración fue un agradecimiento en honor a Cuauhtémoc Blanco. Él fue histórico con el número 10 del América, a mí me lo acaban de dar hace poco y fue nada más como darle un gusto también, seguirle diciendo que está presente en el americanismo. Anhelo mucho ser como él y aspirar a tener también mi historia yo con ese número”, explicó.

El mexicano se mostró confiado de cara a la Semifinal de este martes. Incluso, visualiza ya una Final ante España, que se medirá a Japón. “Es de respetar Brasil es una Selección con grandes jugadores, siempre están ahí cerca de ganar algo. Creo que nosotros los mexicanos siento que estamos puestos para esos partidos. Cuando los jugamos, lo hacemos de bastante buena manera, se ve lo mejor de cada uno en lo personal, cada uno juega distinto. La idea de nosotros es venir por la de oro, se nos pusieron en la Semifinal, ni modo, entonces tenemos que aspirar hasta la de oro. Y España, qué mejor escenario que ganar unos Olímpicos así, primero Brasil y coronarnos con España sería lo mejor, la verdad”, señaló Sebastián Córdova.

“No creo que sea casualidad que hablen de nosotros. Venimos trabajando desde hace mucho tiempo, nos reunimos el día 21 del mes pasado, siempre tuvimos una idea de juego muy firme. Ahora sí que los que hemos resaltado es gracias a lo de todos los demás también porque somos un equipo, todos nos esforzamos, todos vamos para el mismo lado, todos remamos igual. Entonces, lo de Brasil creo que sí las expectativas son muy altas, Corea también era, nosotros hacemos nuestra chamba, nosotros jugamos como si fueran los mejores contrincantes. Así que así vamos a jugar y vamos a sacar lo mejor de nosotros también”, añadió.

Finalmente, se le consultó sobre el ex futbolista brasileño Zico, pues en el estadio de Kashima, donde se disputará el México-Brasil hay una estatua en su honor, pues es muy querido tras jugar tres años en esa ciudad, donde se retiró. “Zico un jugador muy talentoso, muy creativo, creo que tengo cosas parecidas de él. Jugó aquí, fue muy querido y ojalá sea yo también una figura en el partido y puedan decir que fui muy querido y que hice cosas buenas en el estadio también”, concluyó Sebastián Córdova.