GUADALAJARA, Jal,. 22 de abril de 2021.- El Gran Campeón mexicano Julio César Chávez estuvo de visita en Guadalajara previo a su combate de exhibición frente a Héctor Macho Camacho Jr, en donde convivió en un conocido restaurante de Zapopan con los comensales y después, ofreció una breve conferencia de prensa para hablar de la función del próximo 19 de junio.

En la charla de no más de 10 minutos, el César del boxeo señaló que uno de los sueños que tiene es el tener una despedida que se quede grabada en el recuerdo, tanto suyo, como de su familia y afición, ya que en la misma cartelera actuarán sus dos hijos, misma en la que dijo le gustaría saltar primero él al cuadrilátero; sin embargo, al ser la pelea estelar, será hasta el final, lo que le ocasiona cierta incertidumbre, por cómo le irá a sus vástagos.

“A la vez me siento contento pero por otra me siento impresionado, porque me gustaría subir yo primero al ring y después ver pelear a mis hijos, pero como esta pelea es más formal que la del Travieso, pues primero va a subir Omar, después Julio y al último yo. Y voy a subir ya, lógicamente con muchos nervios, pues si pierden o algo, me hubiera gustado subir primero, pero ni modo, así es”, expresó Julio.

Al principio, la leyenda de la boxeo indicó que no aceptó el combate; sin embargo, una de las situaciones que le hizo cambiar de parecer, es el deseo de que sus hijos estuvieran peleando en la misma función, pues quiere que ésta, su última hostilidad arriba de un ring, sea memorable para todos.

“Quise que pelearan Julio y Omar para que estuviera en el recuerdo, en la misma exhibición que su papá y pelear los tres juntos”, mencionó.

En el mismo acto, invitó a la afición a hacerse presente en el estadio Jalisco para que sean parte de una de su última página escrita en un escenario deportivo, el cual le dio grandes satisfacciones en su carrera.