GUADALAJARA, Jal., 21 de julio de 2021.- Galaxy de Los Ángeles estuvo abajo por dos goles y parecía encaminado a la derrota, pero tuvo una brava reacción para rescatar el empate 2-2 frente al Real Salt Lake, en duelo disputado la noche de este miércoles en el Río Tinto Stadium de Utah. Así, pese a las ausencias de Javier Hernández por lesión, ademas de Jonathan dos Santos y Efraín Álvarez que están en la Copa Oro, el cuadro californiano logró evitar su segundo descalabro consecutivo en la MLS.

En el arranque del encuentro, el conjunto local fue el que tomó la iniciativa. Generó un par de aproximaciones, hasta que encontró la jugada que inauguró el marcador. Maikel Chang devolvió una estupenda pared por el costado derecho para Aaron Herrera, quien llegó a fondo y metió una diagonal. En el corazón del área, el eslovaco Albert Rusnák prendió el balón con fuerza de pierna izquierda y lo mandó al fondo de las redes para el 1-0, apenas al minuto 8.

El conjunto visitante no pudo reaccionar rápido y el Real Salt Lake aprovechó que era su momento. Maikel Chang tomó el esférico por el costado derecho, aceleró rumbo al área y empezó a recortar hacia el centro. La defensa del Galaxy no tenía la concentración a tope, marcó con debilidad y nadie salió a cortarle el paso al cubano, quien desde fuera del área sacó un zapatazo raso que superó el guardameta Jonathan Bond para el 2-0, al ‘25.

Los Ángeles tenía encima una importante desventaja, pero cuando no se le veía por dónde, un chispazo individual lo devolvió al partido. Samuel Grandsir abrió a la izquierda para Víctor Vázquez. Dentro del área, el español controló el esférico, se acomodó hacia el centro y soltó un derechazo. La redonda fue hacia el ángulo más lejano y el lance del portero David Ochoa no fue suficiente para evitar el 2-1. Golazo del Galaxy para acercarse en el marcador, al ‘32.

En el arranque del complemento, el cuadro visitante salió con otra actitud y se lanzó al frente. Al ‘48, Rayan Raveloson cabeceó un tiro de esquina, cruzado y picado. El portero David Ochoa se tendió a su derecha y con una mano realizó una gran atajada para salvar el tanto del empate. Dos minutos después, Víctor Vázquez sacó un disparo raso que superó al guardameta, pero se estrelló en el poste. En el rebote Kévin Cabral se encuentra la pelota con el arco desprotegido, pero le pega muy mal y se fue por un lado.

Con el momento ahora a su favor, Galaxy se lanzó con todo al frente, hasta que por fin encontró recompensa. Julian Araujo se agregó al ataque por el costado derecho. Aprovechó las facilidades de la defensa que le dio todo el tiempo y espacio suficiente para sacar un servicio preciso al corazón del área. Rayan Raveloson conectó de cabeza y esta vez no perdonó. Las redes se movieron una vez más en Utah, con el 2-2 para Los Ángeles.

Con la igualada, el conjunto visitante bajó un poco la intensidad y buscó manejar el encuentro hasta el final. Pero todavía al ‘93, el cuadro local tuvo oportunidad de llevarse la victoria. En un tiro de esquina, el arquero Jonathan Bond salió para despejar con los puños. En la orilla del área, el ecuatoriano Anderson Julio remató de cabeza y el esférico se estrelló en el travesaño. Con este resultado, Galaxy se mantuvo en la tercera posición de la Conferencia Oeste de la MLS, con 25 unidades, mientras que el Real Salt Lake es octavo de la tabla con 17 puntos.