GUADALAJARA, Jal., 18 de abril de 2021.- Un error en la vuelta número 38, cuando estaba en la cuarta posición y peleando por meterse al podio, resultó demasiado costoso para el piloto mexicano Sergio Checo Pérez, que al final terminó en el puesto 12 del Gran Premio de Emilia-Romagna, segunda escala del campeonato de Fórmula Uno. El triunfo fue para su compañero de Red Bull, Max Verstappen, mientras que Lewis Hamilton (Mercedes) llegó segundo y Lando Norris (McLaren) completó el cuadro de honor.

La arrancada en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari de Imola, Italia, ofreció condiciones sumamente complicadas con la pista mojada por la lluvia previa. Apenas al comenzar la primera vuelta, Max Verstappen superó a su compañero de Red Bull, Sergio Checo Pérez y a Lewis Hamilton, piloto de Mercedes, con quien tuvo un ligero contacto para tomar el primer lugar.

Al mexicano además lo superó Charles Leclerc, de Ferrari y cayó hasta la cuarta posición. Nicholas Latifi, piloto de Williams, protagonizó el primer incidente, quedó fuera de la carrera al salir de la pista mojada luego de un incidente con Nikita Mazepin y entró el safety car tras el choque. Para la vuelta 10, Checo Pérez reportó a su equipo problemas en la dirección, que se le movía de forma irregular, pero mantenía la cuarta posición.

Poco después, se anunció que el piloto mexicano estaba bajo investigación porque tuvo un ligero despiste mientras estaba el safety car, debido a las difíciles condiciones provocadas por la presencia de agua en el asfalto. Al volver, recuperó la cuarta posición rebasando a dos autos que le habían superado, algo que está prohibido. Para la vuelta 12, se anunció que sería penalizado con un stop and go de 10 segundos en los pits.

Conforme avanzó la competencia, algunos sectores de la pista comenzaron a secarse y las condiciones de la carrera se modificaron. Lewis Hamilton fue acortando distancia respecto a Max Verstappen, quien tuvo que entrar a pits en la vuelta 28 para cambiar el tipo de neumáticos. Lo mismo hicieron poco después el propio Hamilton y Charles Leclerc, que marchaba tercero.

Fue hasta la vuelta 29 cuando Checo Pérez ingresó a los pits para pagar la sanción de 10 segundos, además de cambiar las llantas de su automóvil y el volante que había reportado problemas. Para cuando salió, se encontraba ya en la quinta posición, pues le había superado Lando Norris, de McLaren.

Para Mercedes, todo se complicó poco después. Lewis Hamilton se despistó en la vuelta 31, al intentar rebasar un auto rezagado. Alcanzó a tener un contacto con el muro que le rompió el alerón. Aunque pudo continuar, tuvo que ir directo a pits para realizar la reparación del daño y el entonces líder cayó hasta la novena posición. El otro piloto de la escudería, Valtteri Bottas quedó fuera de la carrera tras un fuerte choque con George Rusell, de Williams, equipo que perdió así a sus dos volantes.

El impacto entre estos dos pilotos que estaban en zona de puntos fue sumamente aparatoso. Los autos quedaron contra los muros, destrozados y la pista intransitable. Afortunadamente, ambos conductores salieron por su propio pie, en buenas condiciones, pero el Gran Premio de Emilia-Romagna tuvo que detenerse. La bandera roja en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari de Imola, Italia duró más de 25 minutos.

El despiste de Lewis Hamilton permitió al jalisciense Checo Pérez recuperar la cuarta posición y ya con el castigo de 10 segundos pagado, por lo que el error que le costó Eda penalización no resultó tan costoso como se temía. Después de la prolongada pausa, la dirección de la carrera anunció largada en movimiento y no con la parrilla detenida.

En cuanto se dio la bandera verde, Lando Norris atacó para superar a Charles Leclerc para adueñarse de la segunda posición.

En la vuelta 38, Sergio Pérez perdió el control de su automóvil durante una curva, cuando estaba luchando por la tercera posición, con serias posibilidades de subir al podio. Despistó y aunque reportó su vehículo sin daños, perdió tiempo importantísimo y cayó hasta la posición número 14, con 23 giros por delante para concluir la carrera. La esperanza inicial de pelear incluso la victoria, tras arrancar en la segunda posición, se desmoronó en ese error.

Al reanudarse la carrera, Lewis Hamilton protagonizó una tremenda exhibición de habilidad al volante. El británico había caído hasta la novena posición, pero poco a poco fue remontando, rebase tras rebase, hasta que en la vuelta número 55 se metió al podio al pasar a Charles Leclerc. Y desde el tercer puesto, atacó a Lando Norris en busca del segundo lugar para mantenerse en la pelea dentro del campeonato de pilotos. Fue durante el giro 60 cuando al fin logró superarlo con una gran maniobra.

Finalmente, la victoria fue para Max Verstappen, piloto de Red Bull, mientras que su compañero Checo Pérez concluyó en el lugar 12. El piloto mexicano pagó muy caro el error de la vuelta 38 y ni siquiera logró meterse en zona de puntos, después de comenzar la carrera en la segunda posición. El podio en el Autódromo Enzo e Dino Ferrari lo completaron Lewis Hamilton (Mercedes) y Lando Norris (McLaren).

Tras estos resultados, la lucha por el campeonato de pilotos está al rojo vivo después de apenas dos carreras. Lewis Hamilton mantuvo el primer lugar gracias al punto extra que le dio el haber realizado la vuelta más rápida este domingo y ahora suma 44 unidades, una más que Max Verstappen. En cuanto a la pelea de constructores Mercedes sigue a la cabeza con 60 puntos, por 53 de Red Bull. Ambos sumaron en Italia únicamente con uno de sus pilotos.