ZITÁCUARO, Mich., 5 de octubre 2021.- El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla condenó la masacre de Tarecuato y dijo que las víctimas, entre ellas seis menores de edad, eran jóvenes inocentes, gente buena de la comunidad que no tenía nada que ver con temas delictivos.

En entrevista, el mandatario informó que se coordinan los trabajos con la Fiscalía General del Estado (FGE) para acelerar la investigación, aclarar el caso y dar con los responsables del crimen.

Ramírez Bedolla comentó que el reclamo de seguridad por parte de los habitantes ya se está atendiendo y quedó instalada una base permanente de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Guardia Nacional y Policía Michoacán.

Desde el jueves, agentes federales y estatales desplegaron un operativo en la zona de Tarecuato, localidad perteneciente al municipio de Santiago Tangamandapio, donde 11 jornaleros, seis de ellos menores de edad, fueron masacrados por una célula criminal.

Las últimas horas fueron atizadas por el reclamo de los habitantes que quemaron unidades motrices y cerraron sus caminos.

Información de Qaudratín Michoacán