GUADALAJARA, Jal., 13 de septiembre de 2021.- Zapopan fue el primer municipio en adoptarlo y cambiar la vida de aquellas mujeres sobrevivientes al cáncer de mama quienes comenzaron una terapia alternativa de rehabilitación en el agua.

Cuando una mujer sufre cáncer de mama, a veces pierde más que los pechos, su salud, su autoestima, algunas de ellas no pueden mover sus brazos y sufren de mucho dolor, para ellas está pensada la rehabilitación a través de la natación.

Se trata de Carril Rosa, un exitoso programa que cada vez tiene mayores alcances y genera gran satisfacción entre quienes lo impulsaron, se trata de la Asociación Mujeres Hispanas A.C., su presidenta, Leticia Lara y Cárdenas relata orgullosa que ahora lo adoptaron en el CODE Jalisco.

«Es un programa de rehabilitación para las señoras que han tenido cáncer de mama»

Leticia Lara

¿En qué consiste el Carril Rosa?

El Carril Rosa, el nombre es porque en casa alberca es un carril, entonces nosotras cuando vamos y pedimos la instalación le decimos el Carril Rosa para que sepan que es un carril nada más para las señoras, y es un programa de rehabilitación para las señoras que han tenido cáncer de mama, que se han hecho mastectomía, les rompen algunos ganglios, y después de eso, nadie les dice, pero empiezan a inflamarse el brazo, no saben por qué, hasta que van y preguntan y ya para entonces la enfermedad creció mucho más, entonces nosotras lo que hemos hecho es apoyarlas, investigamos, una amiga padeció esto, y ella nos dijo, tengo esta enfermedad, ya me la detectaron, estuve investigando y el único ejercicio es la natación, entonces dijimos, vamos ayudándonos entre todas, y pues la natación.

Empezamos a tocar puertas, a aprender, a investigar, que no es tan fácil decir me voy a nadar y ya, sino que tiene que ser una alberca que tenga una altura de 1.65 porque muchos ejercicios los hacen caminando en el agua, y después empezamos a ver que hubiera instructores capacitados, rehabilitadores para eso, los conseguimos, y esto empezó a caminar, fuimos a ver a la señora Maye Villa quien nos apoyó muchísimo para que en la alberca del Comude pudiera iniciar el programa de Carril Rosa, ya tenemos cinco años y medio con ese proyecto, y ahora quisimos extendernos porque esto tiene que llegar a más lugares, aunque estamos ya en Tlaquepaque, ya estamos en Zapotlanejo, en Vallarta ya firmamos un convenio, en Colima también, pero con la pandemia se quedó en stand by, pero como queremos expandirlo, porque el programa de Carril Rosa es una gran oportunidad para las personas que han padecido cáncer de mama y que después les viene el linfedema, entonces, no a todas les da, pero sí a bastantes, lo malo es que no hay mucha información, entonces, las señoras cuando les da eso, los doctores rehabilitadores les ponen vendas, les dan masajes linfáticos, hacen ejercicios también, pero descubrimos que no hay nada como la natación.

¿Les cambia la calidad de vida?

Completamente, porque en la natación, en una alberca, en el agua no cargas el peso de tu cuerpo, entonces tú puedes mover todo como tú quieras, como tú quieras, y poco a poco, porque esto no es de un día para otro, las señoras van una vez a la semana al Comude, y tienen horarios de lunes, miércoles y viernes de 2 a 3 de la tardes y martes y jueves de la una a las dos de la tarde, entonces, las albercas deben tener 1.65, y en el Code habíamos ido hace mucho, desde que empezamos con esto, pero nos dijeron que eran albercas olímpicas, y que medían más de dos metros, entonces, ahora hicieron albercas más accesibles.

Algo muy bueno del proyecto es que las señoras van y no tienen que pagar nada absolutamente, están becadas para que vayan a nadar a la alberca los días que les tocan, los requisitos para poderse inscribir es que hayan tenido desafortunadamente la enfermedad, y luego que el oncólogo les de permiso porque el agua de las albercas tiene muchos químicos y cuando ellas están operadas la piel queda muy sensible, y las quimios te van bajando el sistema inmunológico, te matan todo lo malo, pero también te matan todo lo bueno.

Ahorita sí ya contamos con el DIF Zapopan, con el DIF Guadalajara y con el DIF Jalisco, que el DIF Guadalajara nos acaba de prestar dos albercas más, una que está en el Sauz y otra en San Rafael, hemos estado creciendo y pienso que esto va a abrir camino para muchas personas que tienen este problema.

«Estamos en otros lados también, estamos en Metepec en el estado de México, estamos en Culiacán, estamos en Tamaulipas»

Leticia Lara

Además del apoyo en rehabilitación, Carril Rosa representa un apoyo emocional, háblenos de eso por favor.

Eso es lo que a mí me motiva más a seguir adelante, el verlas, es algo de verdad maravilloso, porque ellas no podían ni hacer así, y ahora me dicen, miren señora, me peino, porque poco a poco es que han ido ellas rehabilitándose, cuando dejan de ir a la alberca se les empieza otra vez a inflamar el brazo y vuelven corriendo.

El año pasado, con la pandemia estuvimos un año y medio, estuvo más feo porque cerraron todo, entonces lo que hicimos fue que con una de las instructoras que ha estado con nosotras todo el tiempo, hicimos un video para que hicieran ejercicios en sus casas, entonces organizamos una especie de concurso de a ver quién me manda más fotos, de quien más ejercicios hizo, les damos un premio, para motivarlas, porque sabes que estás enferma, no puedes salir, todo está cerrado, traes una depresión de aquel tamaño y entonces ya con esto empezaron otra vez a motivarse.

Y la rehabilitación, ellas están encantadas, y entre más tiempo pasa se agregan más. Ahorita en Zapopan tenemos 35 que es donde más van, pero en Tlaquepaque ya tenemos 12, en Zapotlanejo hay otras 12, y en Vallarta nos dijeron que ya hay cinco, estamos creciendo, estamos en otros lados también, estamos en Metepec en el estado de México, estamos en Culiacán, estamos en Tamaulipas, hay muchos lados donde no hemos podido ir, sólo por teléfono, pero nos dicen que está funcionando, eso me da mucho gusto.

¿Hay espacios disponibles todavía?

Sí hay, y ahorita más con las tres del Code, y ahorita más con las tres del Code, nos van a prestar una más, nos dan la oportunidad de ir a hacer los ejercicios en una nueva que van a abrir en López Mateos, entonces tenemos las tres del Code, la que está en Circunvalación, la que está en el Polideportivo en la Estancia, y otra más creo que en San Rafael, ya se van a poder utilizar, estamos viendo que los muchachos que les van a dar la capacitación, la va a venir a dar nuestra instructora estrella, ella ha estado con nosotros cinco años y medio, ella está en el Comude y estamos trabajando con ella.

Por ejemplo, de Vallarta vinieron dos muchachos y luego estuvieron aquí otros dos del DIF Guadalajara y les dio la capacitación a ellos.

Imaginamos que en Carril Rosa ha conocido historias impresionantes

Que me haya tocado el corazón todas, pero hay una, principalmente ella, cuando la conocimos llegó muy mal, y a los pocos meses empezamos a ver que no faltaba, y me dijo, señora, cuando yo llegué, se acuerda, pero mire ahorita, yo ya bailo, eso, no sabes lo que uno siente cuando estás en un programa de estos que hemos logrado, nosotras en la Asociación de Mujeres Hispanas tenemos ya 21 años, empezamos en junio de 2003.

Aparte del tema de su amiga, ¿por qué como empresaria le nació este proyecto?

Porque nosotros con la asociación lo hicimos siempre con el fin de poder ayudar a las demás personas, Mujeres Hispanas es una asociación de mujeres de todos los niveles sociales y culturales, no tenemos fines de lucro porque nunca hemos recibido ni queremos, claro que sí necesitamos apoyos, casi siempre hemos trabajado por proyectos, entonces, en cada proyecto nos enfocamos, somos un grupo como de 30 mujeres, siempre hemos estado trabajando unidas, los apoyos que recibimos casi siempre son en especie, la Asociación no es de lucro, por eso creemos que hemos funcionado y que ha durado mucho tiempo.

Porque Carril Rosa no requiere de gran inversión, la infraestructura ahí está

Si uno lo pusiera de su bolsa requerirías de mucho dinero, sin embargo, aquí entra el apoyo del gobierno, porque el gobierno nos ha apoyado muchísimo dejándonos entrar en las albercas, dejándonos el tiempo, ha habido patrocinios, en Zapopan nos dieron los trajes de baño, de parte de la empresa camisetas y gorras.

Finalmente, no lo podemos evitar, su collar, ¿qué significado tiene?

Es el logo de la Asociación, los aretes también, es lo único que vendemos, los mandamos hacer y los vendemos, el juego, los aretes y la plaquita, no salen muy caros, para tener fondos para poder comprar los trajes de baño, las gorras, los googles, que es lo que se necesita.

¿Considera que este es un modo diferente de ejercer el feminismo?

Porque además somos puras mujeres y entre todas nos ayudamos, cuando ellas ven que llega una nueva a la alberca, y para tú ponerte un traje de baño y salir a una alberca se tiene que tener mucha templanza, a veces se lo ponen y ni siquiera se quieren ver al espejo porque no tienen nada, entre ellas sabes qué bonito se llevan y cuando se están cambiando porque se van a los vestidores, empieza, oye, qué bonita tu cicatriz, mira qué linda te quedó, yo me quedé con el ojo cuadrado cuando vi eso, y luego llegan sin saber ni nada, y todas las demás le dicen, vente, mira aquí estamos todas iguales, ahí sí hay sororidad, porque es vente, aquí todas estamos en las mismas y no tienes por qué tener ni pena ni nada, las reciben con mucho cariño, con mucha empatía, al rato ya es parte de toda la bolita.

¿Las usuarias de Carril Rosa son de todas las edades?

Tenemos una muchacha, Laurita, que acaba de pasar una tragedia la pobre, porque vive en las colonias que se inundaron, se quedó son nada, la señora Joanna y Maye también las encausaron para que las ayuden, Laura cuando entró con nosotros tenía 26 años, le había dado cáncer de mama a los 24, 25 y ahorita está rehabilitándose, es la más joven del grupo, tenemos otras señoras que tienen 60, 62, 63, o sea, edades desafortunadamente para esto no hay, pero aquí es donde ves cómo podemos empatar, muy jóvenes o muy grandes o como sea todas nos ayudamos.

Quienes estén interesadas en ser parte del Carril Rosa pueden buscar en Instagram y al teléfono 333 813 32 42