GUADALAJARA, Jal., 10 de febrero de 2021.- A casi un año de que se conociera el primer caso de Covid 19 en Jalisco, muchos comercios siguen sin poder operar de forma habitual, provocando que estén estirando lo más que puedan su sobrevivencia.

Uno de estos casos es el Zoológico Guadalajara, lugar que había podido comenzar a laborar debido a que implementó todos los protocolos sanitarios que le solicitaron. Sin embargo, una vez más tuvo que cerrar sus puertas debido a que el Gobierno del Estado volvió a restringir la operación de varios comercios debido al incremento de contagios de Covid 19.

Cada día que pasa sin recibir gente es aún más complicado para este recinto que alberga miles de animales.

El director general del Zoológico Guadalajara, Luis Soto Rendón, expuso que en 2020 cerraron el parque durante 3 meses, sin embargo, lo que jamás se detuvo fue el mantenimiento que se le da a cada uno de los habitantes de este lugar anclado en la zona de Huentitán El Alto.

“El Zoológico tuvo que cerrar en esta nueva indicación por parte de las autoridades y además se extendió todavía unos días más. El parque estuvo cerrado durante 3 meses en el año pasado y este cierre se suma”, expuso.

Durante un recorrido realizado por Quadratín Jalisco al lugar, nos percatamos de que las laborales dentro del parque continúan, personal de mantenimiento y de cada área del Zoológico realizan lo posible para que las autoridades les den luz verde y puedan volver abrir el espacio.

“Sí nos complica la viabilidad de la operación del parque. Estamos confiados que este 12 de febrero podamos tener la autorización de que podamos abrir. Hasta el momento no hemos recurrido a liquidar personal y tampoco queremos, pero sí es necesario que nuestras especies tengan la alimentación adecuada, para seguir manteniendo su estilo de vida”, señaló Luis Soto Rendón.

Sin subsidio de dependencias gubernamentales es como deben sobrevivir, esfuerzo que desde el inicio de la emergencia sanitaria han realizado trabajadores de este lugar.

“El Zoológico Guadalajara es desde su fundación un organismo público descentralizado del Ayuntamiento de Guadalajara, es decir, no recibimos subsidio de ninguna autoridad y nosotros sólo recibimos un ingreso por la taquilla y las ventas al interior del parque”, refirió.

Es por esto que se hace aún más complicado mantener los sueldos del personal y de alimentar a las más de 5 mil animales que viven en el lugar.

El Zoológico antes de este último cierre operaba al 25 por ciento de su capacidad, con el objetivo de ayudar a evitar los contagios por esta enfermedad y hoy solo aguardan su momento para de nuevo abrir las puertas y comenzar a recuperar fondos para sostener este espacio que el próximo 11 de marzo cumple 33 años de estar operando.