El estado de Jalisco logrará un acuerdo social para construir su nueva Constitución estatal, aseguró el presidente de la Red Nacional de Asociaciones Civiles y Participación Ciudadana AC, Enrique Michel al inaugurar los Foros en los que pretenden convocar la mayor cantidad de posibles de aportaciones en ideas y propuestas, garantizó que el Constituyente no será rehén de los partidos políticos.

“No pretende fin político de ninguna clase, ni representa subordinación de ningún tipo, serán más de 100 los ciudadanos comunes como nosotros que formarán mayoría del Constituyente y es a ellos a quienes están dirigidos principalmente los frutos de estos trabajos.”

Por su parte el gobernador Enrique Alfaro explicó que habrá una participación paritaria de los poderes públicos, siendo 10 representantes del Ejecutivo, 10 del Poder Judicial y 10 del Congreso del Estado, así como miembros de la comunidad de jaliscienses en el extranjero y una representación formal de los pueblos originarios, aunado a garantizar la paridad de género, siendo ésta una agenda que esté en el centro del nuevo acuerdo social.

Destacó que se necesita que líderes de Jalisco se involucren en el proceso como se hace hoy en estos foros abiertos, siendo que la Constitución debe de consolidarse como un logro del pueblo de Jalisco. En este evento que marca ya una nueva etapa de la socialización, dijo, se darán grandes debates y ratificó que en Jalisco se respeta la diversidad.

“Si se tratara solamente de modificar la Constitución, de cambiarla completita en todos sus artículos solo quiero invitarlos a que reflexionen lo siguiente, un ejercicio de esa naturaleza, si sólo se tratara de eso, lo podríamos hacer en este momento de manera directa; un servidor, como Gobernador podría presentar una iniciativa hoy que modificara todos los artículos de la Constitución y podemos construir, ya lo hemos demostrado, la mayoría que se necesitaría para aprobarla y tendríamos una nueva Constitución y a lo mejor una Constitución que a mí me pareciera la mejor, pero ¿creen que ese ejercicio tendría algún soporte social para que verdaderamente pudiera llamarse un verdadero acuerdo social?”