GUADALAJARA, Jal., 21 de abril de 2019.-Puerto Vallarta ha perdido uno de sus máximos atractivos: la seguridad, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el periodo que comprende al primer trimestre de 2019, toda vez que en el pasado ejercicio ocupó el cuarto lugar.

Es preciso destacar que la más baja posición que había ocupado Puerto Vallarta dentro de los resultados de esta encuesta había sido el octavo lugar, justamente en el mismo periodo que hoy se anuncia, pero en el 2018, sin embargo, para el segundo trimestre del año pasado remontó al cuarto lugar, luego de que ocupó en 2017 el primer lugar de la lista de las 50 ciudades más importantes del país.

LA ENCUESTA

De acuerdo al INEGI, esta encuesta fue levantada durante la primera quincena de marzo de 2019 y publicada este 17 de abril, en la que muestra que el 74.6% del total de la población nacional mayores de 18 años considera que vivir en su ciudad es inseguro.

Las ciudades con mayor sensación de inseguridad fueron Tapachula, Villahermosa, Cancún, Reynosa, Coatzacoalcos y Ecatepec de Morelos y las de menor sensación de inseguridad son Saltillo, San Pedro Garza García, Mérida, Los Cabos, San Nicolás de los Garza y Durango.

En el pasado ejercicio correspondiente al último trimestre de 2018 (octubre-diciembre) el 38.7% de los vallartenses consideraban que era insegura la ciudad, sin embargo, al resultado de esta última encuesta, el 57.4% de los mayores de edad consideran inseguro a este destino de playa, es decir, cada seis de cada 10 vallartenses mayores de edad no creen que la ciudad sea segura.

De acuerdo a estos valores, la percepción de inseguridad incrementó un 48.32% con respecto al último ejercicio.

De la misma manera, es preciso desatacar que cuando Puerto Vallarta cayó del segundo al octavo lugar en el primer trimestre del año pasado, coincide con la detención del subdirector operativo que habría prestado protección al crimen organizado que ejecutó a dos agentes de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

En contraste, de acuerdo a las encuestas realizadas por la Dirección de Turismo Municipal durante esta temporada vacacional, supuestamente los vacacionistas consideran a esta ciudad como segura y limpia.