GUADALAJARA, Jal., 2 de diciembre de 2021.- Aumentan las denuncias entre el personal de la Aduana de Sonoyta, tras saberse que para cruzar exigen cuotas específicas; dicen se trata de un tabulador extra oficial, el cual no es otra cosa que la ventana de extorsión de quienes la administran.

Luego que la Dirección General de Aduanas anunció estar próxima a una recaudación histórica de un billón para este 2021, superior a la de año anteriores y que las fuerzas castrenses por orden presidencial, ya colaboran de manera conjunta e integral con el resguardo de las 49 aduanas que se encuentran en territorio nacional para cumplir con las encomiendas del poder ejecutivo, “cero corrupción”, unos cuantos aún buscan un beneficio personal.

Es el caso de la Aduana de Sonoyta, administra por el Coronel Daniel Ortiz Fernández y quien tiene como Sub administrador al capitán piloto aviador Felipe de Jesús Gutiérrez Arroyo, ambos han hecho buena mancuerna para extorsionar y sacar provecho del personal a sus cargos, excusándose que el mal funcionamiento de la Aduana es culpa de los empleados, pues ellos sólo se encargan de administrar.

A esto hay que sumarle el grupo compacto que han formado para entorpecer las labores cotidianas en la aduana, y que se ve reflejado en las largas filas que hay cada día.

Es tiempo que todos los organismos sean dirigidos por gente capacitada y con convicción de servicio, en donde la seguridad aduanal sea una meta real y prioritaria, toda vez que la recaudación va en aumento, sólo es cosa que se replique el nuevo orden que impera en el sistema aduanal, para que cada Aduana de la república no sean las cajas chicas de algunos funcionarios.